Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Hija por Dios

Puede contribuir al mantenimiento de Divertinajes comprando los libros de su interés aquí. Gracias.    [eorue@divertinajes.com]

 

Nada poético


(Entre paréntesis. Tenía que haber titulado este comentario «Malos tiempos para la lírica», pero he iniciado una campaña contra los lugares comunes, las frases hechas y el lenguaje perezoso. Lo sé, caeré en la tentación pero voy a huir como de la peste [les dije que no era fácil: los típicos tópicos están en todas partes] de las muertes anunciadas, los marcos incomparables, las calmas tensas y las escenas, ora dantescas, ora kafkianas.)

Me escribe Enrique García Trinidad, para comunicarme el fin de un sueño:

«El Director de cultura de Caja Madrid acaba de confirmarme que no seguirán adelante con el programa de lecturas de POETAS EN VIVO que se venía celebrando en la Biblioteca Nacional y que creé hace exactamente 13 años.
¿Los motivos? Recortes presupuestarios.
- A pesar de que se había convertido en un referente de las lecturas poéticas en Madrid, con una frecuencia mensual y una aceptación de público excelente que llenaba cada sesión el salón de actos de la Biblioteca Nacional.
- A pesar de que por allí pasaron las más variadas y notables voces de la poesía española, y de que estaban pendientes de programación para las futuras sesiones otros tantos autores del máximo interés.
- A pesar de que la Biblioteca Nacional, donde se celebraba, y los propios responsables de Caja Madrid han reconocido la importancia de este programa.  
- A pesar de que el coste era muy reducido, dado el alto rendimiento cultural y la circunstancia de que Caja Madrid es la cuarta entidad bancaria española.  
- A pesar de todo ello, la crisis y los criterios bancarios para combatirla han bastado para eliminar sin paliativo alguno este programa de lecturas poéticas que tantos conocéis y valoráis.»

Las cifras

Los ciclos, de 10 meses, venían a costar unos 14.000-15.000 euros: 4.500 € (impuestos incluidos) para el organizador por todo su trabajo, 400 € (menos impuestos) para cada poeta (cantidades que llevan sin actualizarse desde 2005), lo que cobre la Biblioteca Nacional, quizá una noche de hotel, un billete de avión, o de tren…el programa (ya no se hacían invitaciones cada mes, se recortaron hace un año para ahorrar)…

El chocolate del loro, vamos. Y nada si lo comparamos con otras obras culturales, menos sentidas pero más «estentóreas» como el obelisco de Calatrava...

Lo que nos perdemos: éste era el programa 2010

25 de enero - Jorge Urrutia
22 de febrero - Katy Parra
22 de marzo - Francisco Mena Cantero
26 de abril - Jesús Urceloy
31 de mayo - Concha García
14 de junio - Juana Castro
27 de septiembre - Mª Antonia Ortega
25 de octubre - Luis Eduardo Aute
29 de noviembre - Benjamín Prado
13 de diciembre - Aureliano Cañada

¿Y mañana?

Sabemos que Enrique está intentando conseguir nuevos patrocinios, porque en estos tiempos, el que no tiene un patrocinador (¡que nos lo digan a los de Divertinajes!) no es nada. 

De momento, la última cita es hoy, fiesta de San Juan de la Cruz, patrono universal de la poesía. Protagonista: José María Muñoz Quirós. Lugar: Salón de la Biblioteca Nacional  de Madrid. Hora: 7 de la tarde.

Piensa mal…


… y acertarás. Lo decía mi abuela (vale, es una frase hecha, mis propósitos duran menos que la nieve en Gran Vía), y es una creencia bien instalada entre nosotros, españoles escaldados.

Pensé mal, y quizás acerté, cuando abrí las páginas de Babelia este sábado. Entre los libros reseñados estaba uno del que les hablé hace algunas semanas: El origen del mundo. Historia de un cuadro de Gustave Courbet (Trea / Artes), de Thierry Savatier, en cuya portada aparece el cuadro en cuestión, una de las obras más escandalosas del siglo XIX. Les contaba también que me habían dicho que algunos críticos de arte se habían mostrado remisos a pasearse con el libro desnudo bajo el brazo…

… y debe ser eso lo que les ha ocurrido a los redactores o maquetadotes de Babelia, que la portada les parecía demasiado escandalosa. ¿O es casualidad que, de los cuatro libros reseñados, sólo uno aparezca sin ilustración?

Poner el acento


Primero se lo quitaron a la marca… y ahora se lo ponen a cualquier cosa.

¿O no?

Librerías

El pasado jueves acudí a las inauguraciones oficiales de dos librerías madrileñas distintas y un poco distantes.

Primero, la histórica Fuentetaja. En la convocatoria se nos decía: «La librería independiente Fuentetaja reabre su local en san Bernardo 35,  incluyendo en su seno el Café Bistró Max Estrella y el Espacio Fuentetaja para el encuentro y el debate (…) Creada en 1959, y reabierta el 11 de diciembre de 2009, en la actualidad es un proyecto del grupo Casa Palacio Atocha 34, que persevera en su apuesta por establecimientos cualitativos en los que prima la relación calidad-precio. Fuentetaja supone la creación de 20 nuevos puestos de trabajo en tiempos difíciles para la economía española, y más aún para las librerías independientes.».

El gran atractivo de la cita era, por supuesto, festejar que una vieja amiga sigue —renovada— entre nosotros, aunque en las convocatorias que fueron llegando por correo electrónico se subrayaba (en el asunto) la presencia de Juan Cruz y otros destacados personajes de la vida editorial española. Yo vi a Rogelio Blanco, responsable máximo del libro en el Ministerio de Cultura; y a Almudena Grandes y a Javier Reverte, que tomaron la palabra. Cruz llegó cuando el acto había terminado, al parecer por un atasco, y se fue rápidamente.

Bien distinta fue la inauguración de Eléctrico ardor, puesta en marcha en la calle Pelayo por dos argentinos, Alicia y Martín, que quieren vender lo que lanzan editoriales independientes argentinas, colombianas, chilenas, mexicanas, uruguayas... y por supuesto españolas. De hecho, sus estanterías están organizadas por editoriales. Regaron la fiesta con vino toledano y con poesía, recitada con ardor eléctrico en francés y español.

Un poquito más allá, o más acá, mientras nosotros disfrutábamos, quienes han apostado por unir libros y gastronomía en otra librería, A punto, trabajaban para acicalar su nuevo establecimiento.

Y luego dicen que las librerías agonizan…

¿Nos permites una sugerencia?

Acuse de recibo


Un año
Juan Emar
Barataria

Un año es una novela breve que ha sido descrita como una «antinovela» en donde el narrador atenta contra los principios de realidad e identidad. Emar  juega aquí con el concepto de diario de vida, apuntando todo lo que le sucede el primer día de cada mes de un año: 1º de enero, 1º de febrero, 1º de marzo, 1º de abril, etc. mostrando el desenfado estilístico y la imaginación desbordante de este gran autor chileno.


Antología
Armand Gatti
Demipage

«No estamos hechos para la Historia. Entonces, ¿para qué estamos hechos?», escribe en uno de sus más conmovedores poemas. Pero él intentó que la Historia, al menos, no le pasara por encima. Apenas un adolescente, con diecisiete años se echó al monte para luchar contra los nazis. Apresado, fue condenado a muerte, pero le fue conmutada la pena por ser menor. Desde entonces, y han pasado setenta largos años, el poeta, cineasta y dramaturgo francés Armand Gatti no ha dejado de luchar.


Una revolución pequeña
Juan Aparicio-Belmonte
Lengua de Trapo

¿Hay algo peor que sufrir un viaje en avión en medio de la más espeluznante tormenta? Sí, tener como vecina de vuelo a una corpulenta mujer comedora de ajos crudos que se carcajea de la muerte. Ella marcará para siempre el destino del abogado Esteban Gómez Rescello, incapaz de luchar contra el cúmulo de adversidades que la perversa sombra de tan colosal mujer proyectará sobre su vida. Con humor y espíritu crítico, Aparicio-Belmonte nos presenta un fresco social tan neurótico como la vida misma, en el que los personajes comparten su inesperado extravío en la intimidad de una realidad viciada.


Conversaciones con Giulio Einaudi
Severino Cesari
Trama 

En estos encuentros, el legendario editor italiano recorre la historia de su editorial guiando al lector por el corazón de una extraordinaria aventura intelectual y dibujando un retrato inesperado, muchas veces conmovedor, de sus fundadores y participantes: Leone Ginzburg, Cesare Pavese, Italo Calvino… Y junto a ellos, un grupo de apasionados cómplices en el trabajo editorial colectivo como Norberto Bobbio, Elio Vittorini y Luciano Foà.




Archivo histórico