Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Y hasta aquí; parece


Con la publicación, hace unas semanas, de Nocilla Lab (Alfaguara), se cierra, parece, la trilogía literaria del poeta, físico, ensayista y novelista Agustín Fernández Mallo (La Coruña, 1967); que además tiene un blog. Se ha hablado mucho de estos libros, desde que el escritor Juan Bonilla llamara la atención sobre el primero, Nocilla Dream, que apareció en una editorial pequeña, Candaya, hasta la llegada de este último. Se ha querido utilizar lo de la Nocilla para dar nombre al grupo de escritores de una misma edad y de parecidos intereses y recursos literarios: es un buen reclamo que a ellos les molesta, parece, pero que tiene más fondo de lo que ellos mismos creen. Con la segunda entrega, Nocilla Experience, tuvimos a Fernández Mallo, que parece un buen chaval, hasta en la sopa, y escribe en algún suplemento cultural y le utilizan para la publicidad de un suplemento dominical; mucho “suplemento”, no sé si a eso se lo puede sacar punta…


¿Y qué se puede decir de Nocilla Lab? Pues que a quien le hayan gustado o interesado las dos primeras, le pasará lo mismo con esta. A quienes les parecieron vacías o malas, directamente, las anteriores, no se les va a ocurrir moverse ni un paso de su postura si leen esta tercera.

No hay exactamente más de lo mismo en Nocilla Lab. Quizá Dream y Experience tenían más en común desde un punto de vista narrativo y formal; esta parece, al principio, un poco más convencional en la manera de contar, y quizá lo sea, pero a medida que se avanza se va entrando en una especie de loop, que se desenreda de repente y se vuelve a enredar. En las primeras, la mirada de narrador, o lo que fuera aquello, era sobre el mundo; aquí, se mira al ombligo (y no lo digo de manera despectiva, claro).

Así que parece que hasta aquí ha llegado este Proyecto Nocilla (así lo denomina el autor). Pero Fernández Mallo ya está en la pasarela de los escritores y, esperemos, seguirá escribiendo, y mostrando otra manera de contar y de mostrar las cosas. Y eso, desde aquí, lo agradecemos mucho.

eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico