Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

El mirón impaciente

Eduardo Nabal

¿Dónde está la pasión?


Ágora es la apuesta más ambiciosa del joven realizador más brillante del cine español contemporáneo: Alejandro Amenábar. En esta ocasión el director de Tesis nos cuenta la historia de Hypatia de Alejandría, una filósofa enfrentada al poder político y a las guerras de religión desatadas en su momento.

De nuevo, el director y guionista demuestra que es un espléndido constructor de espacios fílmicos y un hábil narrador, capaz de lograr que algo tan maltratado en el cine contemporáneo como es el peplum resulte intenso, interesante y lleno de buenos momentos.

La historia de Hypatia (Rachel Weisz) es la historia de una mujer adelantada a su tiempo rodeada de hombres que representan diferentes modos de entender la experiencia humana y religiosa en un mundo sacudido por la intolerancia, las guerras y la codicia. Estamos pues ante un alegato contra el fanatismo y una brillante reconstrucción de época en la que Amenábar combina con contención la reconstrucción histórica, la hagiografía, el melodrama romántico, las intrigas políticas y familiares y la fábula contra la sinrazón.

No obstante, a su filme, como a otros suyos, le faltan agallas y sinceridad. Así, la protagonista femenina resulta algo desvaída y sus oponentes son tan eficaces como faltos de densidad. La afectación cae sobre los personajes y la dimensión astronómica de la historia pesa como una losa sobre la eficacia humana de su brillante reconstrucción de un periodo y su mirada caleidoscópica sobre un personaje histórico a reivindicar.

Amenábar traza con precisión casi matemática una virulenta requisitoria contra un tipo de fanatismo que pudo llevar a un pueblo a quemar una Biblioteca, a desencadenar luchas, dolor y revueltas y a asesinar a gente por sus ideas o su forma de interpretar el universo. Ágora es un gran filme capaz de combinar con habilidad lo intelectual con lo dramático, la razón con la pasión y la alegoría con una historia de amores imposibles y búsqueda de la verdad que arrasa merecidamente en taquilla, pero a la que le falta algo de modestia y pasión.




Archivo histórico