Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Bum

[eorue@divertinajes.com]


Tuve la oportunidad esta semana de conversar con Gerald Martin, autor de la biografía de Gabo Gabriel García Márquez: Una vida. Fue después de la presentación en Madrid de una obra gracias a la que, dice el biógrafo (inglés, escéptico y nada dado a exagerar mágicamente la realidad), no hacen más que pasarle cosas increíbles.

«En Casa de América estaba Plinio Mendoza, su amigo. Estamos, ahí en medio de la cosa, y Plinio recibe una llamada. Es García Márquez. Él no llama a Plinio todos los días, ni todas las semanas, ni todos los meses. Sin embargo ese día llama, y allí está Plinio, y de alguna manera García Márquez participa en el evento. Y son las cosas que pasan desde el principio.»

G(erald) M(artin) no pudo hablar con G(arcía) M(árquez) porque «yo ya estaba en la mesa, empezando», pero sí sabe de qué hablaron los dos amigos. «De la vaina, como dicen ellos, del hecho de que Plinio acababa de leer la biografía y que era maravillosa, es lo que dijo.» ¿Y Gabo? «Gabo dijo que sí, y que la iba a releer. Entre otra cosas…»

Síndrome de Macondo

Dice Martín que algunos, sobre todo en los países anglosajones, le han reprochado su actitud benevolente con Gabo, le dicen que ha quedado atrapado en las redes encantadoras del mago. Él se defiende, aunque admite que su opinión sobre García Márquez es mucho más positiva ahora que antes de iniciar su labor. Cuenta incluso que, adelantándose a esas críticas, escribió una «versión negra del libro. Se la enseñé a mi mejor amigo y a mi esposa para ver qué pensaban ellos, porque ellos también saben mucho de García Márquez por razones diferentes. Y ambos estuvieron de acuerdo en que ni siquiera era convincente a nivel psicológico».

Otra cosita

¿Han leído esto?

Antes del bum

Antes de Gabo, antes de los autores del bum, hubo quien trabajó para que esa detonación fuera lo eficaz que acabo siendo, autores latinoamericanos vanguardistas cuya labor se ha visto sepultada por el ruido y los cascotes de la explosión.


De ellos se trata en la nueva colección que pone en marcha Barataria, Humo hacia el sur, en la que aparecerán 12-15 (el número final aún no está decidido) autores pre-bum en un pequeño catálogo que nos permitirá saber de dónde sale todo esto, y éstos: Gabo, Vargas Llosa, Donoso, Cortázar

La colección aparecerá en librerías el día 15 de noviembre, libros en un formato económico (PVP 10 euros) que saldrán cada dos meses y de dos en dos. La remesa de salida promete: Un año. del chileno Juan Emar, con prólogo de Enrique Vila-Matas, y La casa de cartón, del peruano Martín Adán, con prólogo de Vicente Luis Mora. Luego vendrán autores brasileños, bolivianos, uruguayos, argentinos… sí, también mujeres (que no es una seña geográfica).

Escribir bien


Espero que en este Círculo no se haya colado, ni vaya a hacerlo, ningún error, ninguna errata, sería imperdonable, teniendo ahora como tengo a la vera de mi ordenador la Guía práctica del español correcto de Florentino Paredes.

Espasa sigue así su trabajo con el Instituto Cervantes aunque si de libros de consulta se trata, el plato gordo llegará el 9 de diciembre con la presentación, en la sede de la Academia y en un acto presidido por el Rey don Juan Carlos, de la Nueva Gramática de la Lengua Española (dos tomos), obra resultante del trabajo coordinado por Ignacio Bosque de los especialistas de las 22 academias de la lengua española.

Un must, que diría aquel… aunque la angloparla, tratándose de lo que se trata, no sea la más adecuada.

No era un concurso, pero tenemos ganadora


La semana pasada reproduje la cubierta de un libro y pregunté: «Además de yo misma, ¿alguien más ve algo raro en esta portada?». La portada de un libro infantil, para más INRI.

Un par de lectores me escribieron y confesaron que se habían dejado los ojos intentando ver el posible error, otro amigo me digo que a no ser que hubiera algo en los dibujos, él no veía nada raro… Margarita Sañudo sí lo vio: «Me extraña el uso de "una" ante "ala rota". Yo diría "un ala rota". Copio lo que dice la RAE al respecto:

»1. El indefinido un(o), una (pl. unos, unas) puede funcionar como adjetivo, caso en que se denomina tradicionalmente artículo indeterminado o indefinido: Me ha mordido un perro; o como pronombre: Una de tus amigas me llamó ayer. Como adjetivo, toma la forma un ante sustantivos masculinos, los preceda inmediatamente o no: un árbol, un gran árbol. La forma femenina una se apocopa normalmente en un ante sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica: un águila, un hacha (aunque no se considera incorrecto, hoy es infrecuente en estos casos el uso de la forma plena una: una águila, una hacha); pero si entre el indefinido y el sustantivo se interpone otra palabra, ya no se produce la apócope: una majestuosa águila, una afilada hacha. También cuando el adjetivo va pospuesto debe concordar en femenino con el sustantivo: un águila majestuosa, un hacha afilada (y no un águila majestuoso, un hacha afilado).

»Aunque la RAE no considera incorrecto ese uso de una, apunta que "hoy es infrecuente" (de lo que deduzco que alguna vez fue frecuente).»

Escribí a Margarita para darle las gracias, y en su respuesta, ella abundó en el asunto que nos ocupaba:

«Aunque no sea incorrecto, yo lo corregiría (soy correctora) porque es infrecuente y porque suena fatal. Claro que lo dejaría si el autor se pusiera burro o lo impusiera la editorial, porque incorrecto no es aunque lo parezca.»


Y puestos a hablar de portadas sospechosas, me dio la pista de un libro de Malcolm Gladwell que Taurus sacó en febrero de este año con una incorrección flagrante en la cubierta (no sé —me decía— si el error se repite en la tripa del libro): Fueras de serie (Outliers). Por qué unas personas tienen éxito y otras no.

«Me chocó el plural incorrecto de "fuera de serie", que se soluciona fácilmente poniendo un artículo: "los fuera de serie". No sé si el gazapo es achacable al traductor, al editor, al diseñador o a alguien que pasaba por allí, pero el caso es que así se publicó. Taurus corrigió el título en la edición argentina del libro: Los fuera de serie (Outliers). Por qué unas personas tienen éxito y otras no

Más correspondencias

Recibí un emilio firmado por Cecilia Martínez, librera y editora, también a propósito de una iluminación del último Círculo.

«También yo estuve en el Liber, pabellón 12, este año con stand de Primerapersona propio y sin el manto del gremio de editores de Galicia y pasó lo que tenía que pasar que por primera vez en un Liber hice negocio, que por primera vez ocurrieron "cosas" para la editorial, que nos trabajamos la agenda y conversamos con libreros, exportadores, distribuidores y con todo el que tenía algo que decir y escuchar. Para eso sirve LIBER y si Random no va pues no pasa nada.

»En mi opinión Liber no pinta nada en  Zaragoza. ¿Qué pintamos los de Galicia, o los de Extremadura o los de Andalucía, si me apuras, en Aragón, aparte de visitar fervorosamente los museos del jamón y el manto de la Pilarica? Seamos juiciosos. Barcelona está bien comunicada, Madrid ídem pero  no podemos hacer Liber en Sevilla, ni en Oviedo ni en Pamplona ni siquiera en Ceuta (aunque por poder, poder...)

»Liber no es ninguna tarta sino una feria comercial con vocación transoceánica e hispana y para eso sirve: para encontrarnos los de las dos orillas. Barcelona es el gran motor de la industria editorial española y Madrid la otra pata y entre medias quedamos gente como Valdemar, Ediciones del Viento, Kalandraka, etc.  Los españoles tenemos la santa costumbre de siempre andarnos por las ramas. En lugar de analizar si una feria funciona o no y cuáles serían sus motivos, nos contentamos con discutir sobre estúpidos localismos de bicefalia. Ocurre en el libro, ocurre en la moda y en muchos otros sectores. Somos así. Y así nos va...»

Aprovecho para recomendar al personal que visiten los sitios donde Cecilia se desempeña (www.primerapersona.com y www.librerianos.com) y también un blog cuyo título lo dice todo: nuncatehagaslibrero.blogspot.com.

El editor miedoso

La crítica venía en Babelia y firmada por Cecilia Dreymüller. Tenía que haber sido una alegría, que un suplemento cultural se ocupe largo y tendido y en términos elogiosos de un libro publicado por una independiente ajena a los circuitos mediáticos (Vivir sin poesía, de Peter Handke, traducción de Sandra Santana, edición bilingüe, Bartleby Editores) se tornó amargura por este párrafo demoledor:

«Ciertamente, es esta parte de la antología la que peor acusa los innumerables errores de la traducción, debidos no tanto a una falta de dominio lingüístico, sino de comprensión semántica. Aunque, lo que perjudica tanto o más esta edición bilingüe son las incontables erratas -en el texto alemán igual que en el castellano- y el inadmisible descuido del editor que no se percata ni de la desaparición de versos enteros en la traducción.»

Al poco, el editor aludido nos hizo llegar a quienes figuramos en su lista de distribución una respuesta: «El miedo del editor al crítico: Cecilia Dreymüller», que les animo a leer, porque creo que abre un debate interesante sobre los méritos y los límites de la edición independiente.

Y si quieren, lo hablamos.

De esto, sin embargo, mejor no hablar



Acuse de recibo


La rosa escondida
Reyes Monforte
Temas de hoy

La vida de una inmigrante que llega a España huyendo de la guerra de Bosnia. Tras dejar atrás la violencia, la pérdida de los suyos y un duro desengaño, Zehera busca comenzar de nuevo pero su coraje y su capacidad de sobreponerse a la adversidad no serán suficientes para enfrentarse a las mafias, al odio racial y al deseo de venganza; solo la fuerte unión con su hermana, la amistad incondicional de una española y un nuevo amor serán capaces de vencer el cruel destino que le hará reencontrarse con su pasado.


El lenguaje de las cosas
Deyan Dudjic
Traducción de María Álvarez Rilla
Turner

¿Qué es lo que nos hace acampar ante las tiendas de Apple para ser los primeros en comprar un iPhone? ¿Por qué el ruido de las puertas de algunos coches suena «a caro»? Vivimos en un mundo de objetos. Pero, ¿qué pueden decirnos sobre nosotros mismos? En El lenguaje de las cosas, Deyan Sudjic navega en nuestra relación —inocente y consciente— con los objetos diseñados. Desde los opulentos excesos de la pasarela, la brillantez técnica de un ordenador portátil, o el sutil refinamiento de una lámpara de mesa, se muestra cómo se puede manipular y seducir a través de nuestras posesiones.


La traición de Roma
Santiago Posteguillo
Ediciones B

Tercera y última entrega de la trilogía sobre Publio Cornelio Escipión, cuyos dos primeros títulos, Las legiones malditas y Africanus fueron éxitos de ventas: más de 60.000 ejemplares vendidos el primero, unos 40.000 el segundo. «Siempre me ha interesado la historia y, en especial, los hombres que son capaces de forjar la historia misma. Escipión era uno de estos hombres». (Polibio, en La traición de Roma).


El sentimiento de culpa
Laura Rojas-Marcos
Aguilar

Rojas-Marcos nos ofrece una enseñanza positiva y constructiva sobre este sentimiento tan poderoso y universal. En él nos habla de las diferencias entre la culpa real y la culpa falsa así como de la importancia de superar este sentimiento tan dañino. Y nos explica de forma sencilla que para liberarnos de este peso debemos entender su origen y sus motivos, conocer nuestras habilidades para resolver conflictos, afrontar nuestra culpa, superar el resentimiento, saber pedir ayuda y aprender a perdonar a los demás o a perdonarnos.




Archivo histórico