Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Pantumaca

Sara Orúe

Tragicomedias noticiosas


No deja de asombrarme el carácter trágico-cómico de las noticias diarias. Tanto en televisión como en prensa escrita, quizá algo menos en radio pero muchísimo más en Internet, se recogen cada día montones de noticias que son para llorar, algunas que hacen reír  y unas cuantas que combinan llanto y risas casi a partes iguales.
Quizá lo más sorprendente de todo esto sea el criterio que siguen quienes sea que hacen la selección de hechos noticiables, que lo mismo te informan de un huracán en Timor que de las últimas declaraciones de Carmen Lomana.

—¿Un huracán en dónde?
—¿Las últimas declaraciones de quién?

Julieta y Tío Ra selectivamente informados, o desinformados, según se vea.

Así las cosas, igual te comes el postre con las imágenes de un bombardeo, todo terror y muertos, y te tomas el café con el público de la pasarela Cibeles todo…

—Horror y momias, no veo yo tanta diferencia.

… yo iba a decir glamour.

—Anda tan desprestigiado el glamour que puedes decirlo sin, por ello, discrepar de mi opinión.

Y no creo que esto sea el contraste más gordo, al fin y al cabo…

—Me pregunto por qué se dirá “al fin y al cabo”.
—¿Y?
—Y no me respondo…

Al fin y al cabo, ambas cosas son noticias, no sólo de penas vive el hombre…

—Ni de Modesto Lomba la mujer.
—Eso ha sido un comentario machista
—Tienes razón, me ha salido la Julieta que llevo toda la vida intentando reprimir, los posos de una educación de las postrimerías del franquismo.
—¡Jesuses! Las postrimerías del franquismo.
—Ya ves, yo también tengo mis frases impactantes.
—Me quedo toda loca.
—Reconozco que las tuyas son todavía más impactantes que las mías.

(Hago un inciso. Estoy en el AVE, nos anuncian por megafonía una peli que se llama Tres mujeres y un plan. Comienza la peli y, el título que aparece al principio es Mad Money… ¿Cuántas clases de inglés se saltó el traductor en el instituto? Espero que no hayan traducido con el mismo criterio los diálogos.)


Lo que me sorprende son esas noticias extrañas a las que les pasa un poco como La Venganza de don Mendo, que pretendía ser un drama serio y, visto el descojone del respetable, terminó por interpretarla Manolo Gómez Bur.

—¿Quién?
—Un clásico del humor español… del franquismo y sus postrimerías. 

Por ejemplo, he leído que se ha realizado con éxito una operación de cirugía óptica en la que, a una señora ciega le han extraído un diente, en el diente le han puesto una camarita, y el engendro se lo han implantado en un ojo. ¡Y funciona!


—Es una noticia genial, aunque da un poco de grima.
—Pero la grima, si recuperas la vista, te la trae al pairo.
—Y el diente se lo pondrán de porcelana.
—¿No le injertaron hace años a un ratón una oreja humana en la espalda?
—Cierto, cierto. Pero creo que eso no mejoró el oído del ratón.

Lo ven, se trata de un avance de la ciencia, gracias al cual mucha gente recuperará la visión y a nosotros sólo se nos ocurren chistes malos. A eso me refería antes.

(Mi esperanza se desvanece por momentos. Donde oigo “si se rompe”, leo “si se afloja un tornillo”. Donde escriben “nos han trincado” dicen “si seguimos en esta línea se nos caerá el pelo”. Donde subtitulan “te quiero” gritan “estoy loca por tus músculos”.)

Se me acaba de ocurrir si no serán los traductores de pelis los que, compinchados con los que las subtitulan, deciden qué noticias salen y cómo las explican.




Archivo histórico