Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Modas y modos

[eorue@divertinajes.com]

Hace tiempo les contamos aquí que la revista Granta tenía previsto lanzar un número protagonizado por Los mejores narradores jóvenes en español que se publicará simultáneamente en traducción inglesa (Reino Unido y Estados Unidos) y en castellano (España) en octubre de 2010.

El reto es enorme: seleccionar a aquellos autores, menores de 35 años, que pueden marcar el futuro de la literatura en español. ¿Quiénes? Aún no se sabe, pero están en ello: Granta convoca en estos días, y desde sus sedes en Londres y Barcelona, a todos los escritores, editores y agentes literarios interesados a que presenten candidaturas.
 
Buscan a narradores menores de 35 años que escriban en lengua española y hayan publicado al menos una novela o recopilación de cuentos en una editorial constituida antes de octubre de 2010.  Las candidaturas han de presentarse acompañadas de un ejemplar de una o varias obras ya publicadas (novela y/o cuentos), o un ejemplar del manuscrito inédito de una obra que se vaya a publicar.

La decisión de incluir a un autor con un texto inédito en Los mejores narradores jóvenes en español será adoptada por un jurado. Sus integrantes son Edgardo Cozarinsky, Francisco Goldman, Isabel Hilton, Mercedes Monmany, Valerie Miles y Aurelio Major.

Voluntarios, vista al frente, ¡ar!

Nueva en esta plaza


Me anuncian el nacimiento de Nevsky Prospects, una editorial dedicada en exclusiva a la traducción y edición de obras de la literatura rusa que impulsan James Womack y Marian Womack, expertos ambos en la materia. Aspiran a ofrecernos una oferta variada y una edición mimada de las obras más interesantes y necesarias de la literatura eslava, una literatura clave en nuestra cultura, pero algo más desconocida de lo que creemos.

He vivido en Rusia, tengo debilidad por lo que ahí se escribe, y se cuece. Bienvenida sea esta iniciativa que se me antoja valiente, arriesgada (si es que las dos cosas no son una sola). Su primer título saldrá en octubre y es Historias de Belkina, de Pushkin, y luego vendrán los clásicos conocidos: Dostoievski, Chéjov… y los por conocer.

En próximos Círculos les contaré más.

Contagios

Suele ocurrir, y no es malo que así sea. Una editorial recupera a un autor olvidado, y cuando sus textos se convierten en éxitos, otra que los tenía pero no les daba mucho aprecio se acuerda de ellos.

1

Natsume Soseki no era un total desconocido para el lector español cuando Impedimenta se atrevió con su Botchan, que le valió lo que los amantes de los tópicos definirán sin sonrojo como «un gran éxito de crítica y público» (¡ah, y el Premi Llibreter!) y con Sanshiro

El editor, Enrique Redel, ya había animado en su tiempo un proyecto editorial bautizado Kokoro en homenaje a la gran novela del maestro nipón… cuyos derechos tenía Gredos, que el pasado mes de enero la volvió a sacar a la calle, seis años después de su debut en esa casa.

PD.- Al César lo que es del César, y al editor lo que a él le corresponde: Trotta y Miraguano también han publicado a Soseki en castellano.

2

Por los tiempos de Clemente Colling, de Felisberto Hernández, un grande de la literatura maltratado en nuestro país, fue recuperado hace no mucho por El Nadir. Cátedra, Trotta, Siruela y Lumen habían dado antes cabida a sus textos, pero encontrarlos era misión imposible.

Al poco, Ediciones del Viento sacó a la calle el mismo relato. Y ahora, las mesas de novedades de una gran librería madrileña exhiben sus cuentos reunidos (agosto, 2009), entre ellos Por los tiempos de Clemente Colling, publicados por una editorial, para mí desconocida: Eterna Cadencia, que resulta ser argentina.

PD.- Entre tanto y no, RM Verlag ha rescatado Nadie encendía las lámparas.

3

Supongo que la moraleja es que no hay moraleja.

Hipatitis

Seguro que alguien lo ha dicho antes que yo, es más que probable incluso que yo misma yo haya dicho antes que yo, pero creo que la inflamación editorial hipática que sufrimos no tiene parangón en la historia reciente del mundo editorial.
Al socaire de la película de Alejandro Amenábar, son legión los autores que se han lanzado a recuperar a una figura que, conviene decirlo cuanto antes, hubiera merecido este homenaje mucho antes. Y cuando no son los autores, son las editoriales las que vislumbran el filón y se disponen a explotarlo, publicando textos a cascoporro sobre un personaje que quizá, en otras circunstancias, no habría disfrutado de tanto predicamento.

¡Que levante la mano el editor que no haya puesto una Hipatia/Hypatia en su vida!


Las últimas de las que tengo noticia: Alfaguara, Tormenta sobre Alejandría de Luis Manuel Ruiz, que ya está en las librerías (y que no pone a la sabia alejandrina… ¡mira, como los versos!, perdón, en el frontispicio, aunque va de lo mismo), y Edhasa, que anuncia para noviembre (un poco tarde, me temo) Hipatia de Alejandría, de Charles Kingsley, gran conocedor de la Antigüedad y de la historia de las religiones.


Y si llamativa es la coincidencia en la propuesta, más llamativa es aún la poca imaginación de la que los diseñadores hacen gala cuando de elegir una ilustración para la portada se trata. ¿Cuántos más piensan recurrir al cuadro de Charles William Mitchell, que ya utilizaron KRK Ediciones en 2005 para iluminar la portada de Hipatia: mujer y conocimiento de Dora Russell, y he visto al menos en las cubiertas de Valdemar (La perra de Alejandría, Pilar Pedraza), Edhasa y Es Ediciones (aquí, sólo parcialmente)?


Por cierto, que los amigos de Es Ediciones se llevan, en esta competición, el premio al más osado: tras lanzarse con Hypatia y la eternidad, de Ramón Garí, lo intentan de nuevo con Bajo la estirpe de Hypatia, de Óscar Menéndez, si bien en este caso no es una novela histórica sino una obra de divulgación en la que se reúnen las vidas de ocho personalidades excepcionales, científicos que han cambiado la historia y de los que bien se puede decir que actuaron bajo el influjo de la sabia de Alejandría: Copérnico, Galilei, Newton, Darwin, Pasteur, Curie, Meitner y Einstein. Es decir, frente a la avalancha de títulos de ficción, la originalidad de este título radica en su carácter de ensayo histórico divulgativo.

Hablando de repeticiones


Mucho nos fijamos (vale, la culpa es mía) en las portadas calcadas, menos en los títulos repetidas.

Tengo en las manos un libro importante, Hermanos de sangre (Debate), de Nicola Gratteri, fiscal, y Antonio Nicaso, periodista. La biblia de la Ndrangheta, la llaman, y no sin razón: ahí está todo lo que necesitamos (y, créanme, lo necesitamos) saber sobre la mafia menos conocida, y más internacional. 

«Este libro nace verdaderamente del deseo de comunicar —me dijo Nicaso—. Se dice que narrar es resistir… Aquí, narrar no ha sido resistir sino denunciar, comunicar, porque nadie a partir de ahora podrá decir que no sabía…» 

El título original es Fratelli di sangue, es decir, que los editores no hicieron sino traducir el original, añadiéndole un subtítulo («Historias de la ‘Ndrangheta, la mafia más poderosa») explicativo. Lo malo es que en los estantes de las librerías españolas hay más miembros de esa familia sangrienta: Los Hermanos de sangre de Barbara Smit (LID-2010), los Hermanos de sangre de Nora Roberts (Suma) y los Hermanos de sangre de Ramón Acín (Páginas de espuma).

Largo recorrido


Así se llama la nueva colección de Periférica, editorial cacereña que abre oficina en Madrid y que ensancha su terreno de juego lanzándose ala edición de libros (13,5 x 21 cm.) que no habrían tenido cabida (ni por forma ni por fondo) en sus dos colecciones primeras.

Salen con un clásico, En Grand Central Station me senté y lloré, de Elizabeth Smart, y anuncian también tres novelas del nunca antes publicado en España de Gordon Lish, el controvertido editor de Raymond Carver. La primera, Perú.

Curioso acrónimo

Recibo un correo del Instituto Cervantes en el que soy informada de que, hasta el próximo 16 de octubre, estará abierto el plazo de inscripción para obtener en noviembre el diploma de español como lengua extranjera. Y luego ponen: «El Instituto Cervantes organiza el DELE en más de 100 países».

¿El DELE? Vale, lo entiendo: Diploma de Español como Lengua Extranjera. Pero, ¿DELE? Desde lo de la ESO sabemos que los acrónimos españoles son raros, raros, raros, pero… ¿DELE?

Analfabestias

Un banner. En un diario digital


Después de esta falta que hasta el corrector de word detecta, ¿qué podía poner en el siguiente pantallazo?


De lo que se deduce que la ortografía no es cultura.

Nueva web

La Fundación Centro de Poesía José Hierro estrena web, «una herramienta —dicen— para dar a conocer todas las actividades habituales de nuestro Centro y, al mismo tiempo, convertirnos en un espacio de referencia en poesía y cultura donde podáis encontrar reunida y actualizada la oferta sobre poesía, tan fragmentaria como potente, que genera nuestro ámbito cultural.» Es ésta: www.cpoesiajosehierro.org.

Acuse de recibo


Ciudad de Dios
E.L. Doctorow
Traducción de Damián Alou
Miscelánea

En otoño de 1999 una cruz de latón desaparece del altar de una iglesia episcopaliana del East Village para aparecer más tarde en el techo de una sinagoga del Upper West Side. Everett, un escritor en busca de inspiración, se interesará por este extraño suceso, y con esa excusa entablará una relación amistosa con el párroco de la iglesia saqueada, el librepensador Thomas Pemberton, lo que dará lugar a una narración de voces entrecruzadas, que incluye los apuntes de un observador de aves y una descripción en verso libre de una batalla aérea de la segunda Guerra Mundial, que contiene partes de letras de canciones populares de las tres primeras décadas del siglo XX así como especulaciones sobre la naturaleza del infinito.


El pabellón azul
Ramón Pernas
Tropo

Tropo recupera esta obra, editada originalmente por Espasa Calpe en el año 1998. Fue la segunda novela de Ramón Pernas, y en ella el autor reaviva su memoria con emoción y ternura, y un estilo limpio y directo que arrastra al lector hasta las vivencias de Augusto Bordino, un viejo titiritero que antes fue actor, director y empresario ambulante en diversos espectáculos de circo, cine y teatro en diferentes lugares de España y América.


El golfo de los Poetas
Fernando Clemot
Barataria

Leo Carver, escritor en decadencia física y psíquica, pasa una semana de vacaciones en la costa de Liguria (el golfo de los Poetas), el lugar donde murió misteriosamente la amante de su primera juventud, poeta, romántica y enamorada de un hombre que ya empezaba a mostrar los primeros síntomas de su inconsistencia moral. La reconstrucción de aquella muerte hace que se abra paso en la mente alterada de Carver el recuerdo de un suceso, mucho más cercano, tan aterrador que su cerebro se ha negado a archivarlo en la memoria.


Técnicas de la mujer vasca para la monta y doma de sus maridos
Óscar Terol
Aguilar

Libre de eufemismos y de circunloquios cobardes, aquí tiene la clave secreta de «lo vasco», que no es otra que sus mujeres. ¿Sabe usted cuántas veces hay que decir «te quiero» a una mujer vasca para llevársela a la cama? ¿Qué insinúa exactamente una vasca cuando lo mira con determinación a los ojos? ¿Cuáles son sus armas de seducción? ¿Se ha preguntado alguna vez por el origen y la evolución del peinado de las vascas o por qué les da por envasar todo tipo de alimentos? 




Archivo histórico