Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Los viajes

de Sara Gutiérrez

Ammán


Una de las colinas de Ammán

  OTROS DESTINOS  

La capital de Reino Hachemita de Jordania es una ciudad grande y bulliciosa no apta para el pateo turístico. Por eso, cogimos el plano de la ciudad y señalamos en él los puntos que queríamos visitar con el fin de identificar cuántos taxis necesitábamos y en qué orden, más que nada para que nuestro guía nos escribiera en tarjetas la dirección que debíamos mostrar a cada uno de los conductores. Aún así, tuvimos que bajarnos de algún que otro vehículo porque no conseguimos hacernos entender: la mayoría de los taxistas no hablan inglés y muchos no saben leer, pero eso sí, todos respetan el taxímetro (no trucado).

La ciudadela, situada en el punto más alto de la ciudad, en la colina Al-Qala, parece un muestrario cronológico de la historia del lugar. Su antiguo perímetro (1.700 metros) rodea: los restos romanos de un posible Templo dedicado al dios Hércules construido bajo el mandato de Marco Aurelio (161-180 d. de C.); columnas corintias y mosaicos que dan fe de la existencia pasada de un Basílica bizantina, levantada en el siglo VI o el VII; el Salón de audiencias de un palacio omeya, del siglo VIII…


Ciudadela: Templo de Hércules, Basílica bizantina, Palacio omeya

No es de extrañar, pues, que haya sido La ciudadela el enclave elegido para ubicar el Museo Nacional de Arqueología. A pesar de su modesta apariencia, este museo encierra tesoros tan sugerentes como una escultura hallada en Ain Ghazal, fechada entre el 8000 y el 6000 a. de C., y que algunos consideran la más antigua de cuantas se conocen; cuatro peculiares sarcófagos de la Edad de Hierro; y una colección de pergaminos del Mar Muerto.


Escultura de Ain Gazal (8000-6000 a. de C.) y sarcófagos de la Edad de Hierro - Museo Arqueológico

A los pies de Al-Qala y en medio del trajín popular, el teatro es posiblemente la obra romana mejor conservada y sin duda la que, con permiso del Odeón (escenario de conciertos y recitales), más juego sigue dando a la población local. Los extremos del escenario se continúan con los museos folclórico y de tradiciones populares, completando así uno de los frentes de la animada Plaza Hachemita


Tiendas en la calle Hashemi

Camino de la cercana Gran Mezquita de Hussein -levantada en 1924 sobre la construida por el segundo califa del Islam, Omar Ibn Al Jatab en el 640, y restaurada en 1987-, probamos frutos secos y perfumes.

La Mezquita era un devoto hervidero de gente que nos intimidó y curiosear nos pareció tan irreverente que apenas vislumbramos su proclamada belleza.


Gran Mezquita de Hussein


Kunafa

Sorteando el tráfico cruzamos la calle y picoteando de tienda en tienda avanzamos hasta el restaurante Jerusalem de cuyo shis kebab nos habían hablado maravillas (no sin razón). El postre lo dejamos para una pastelería vecina en la que nos iniciamos en el placer del kunafa, los pastelillos calientes de queso fresco que en sus diferentes variantes (con pistacho, con zanahoria, etc.) lucen en decenas de escaparates por toda la ciudad.

Creo que era Abbul Raheem al-Waked, en el barrio Shmeisani, la calle por la que anduvimos arriba y abajo viendo relucientes escaparates (joyerías y pastelerías en su mayor parte) y explorando los centros comerciales en un ambiente de cierta pluralidad (por el amplio abanico de vestimenta de las mujeres lo digo), tolerante y seguro.


Calle comercial

También podría haber sido Al-Malek Al-Hussein en ese mismo barrio o Al-Kulliyah al-Islamiyah, en el animado Jebel Amman. El mismo barrio en el que conviven frente por frente la Mezquita del Rey Abdalah y las iglesias Greco-ortodoxa y Copta.

Otra cosa es la zona residencial que brilla en Abdoun. Un área al que , desde mi punto de vista, merece la pena acercarse aunque sólo sea para ver cómo los estandartes del lujo moderno van tomando posiciones.


Puente de Abdoun

Alguna foto la hice yo; la mayoría, Eva Orúe. 

 

MÁS SOBRE JORDANIA EN DIVERTINAJES.COM

Preparación del viaje
Jordania romana: Um Qais y Jerash
Los castillos del desierto y el Mar Muerto
Monte Nebo y Camino del Sultán (Madaba, Wadi Mujib, Kerak, Aqaba y Wadi Rum
Petra

OTROS DESTINOS

(Entre paréntesis)

Dos referencias posicionales importantes para moverse por Ammán: los círculos (imaginarias circunvalaciones limitadas por rotondas cuyo número aumenta en dirección a la periferia, hasta un total de ocho) y los centros comerciales.




Archivo histórico