8 de octubre de 2007

¿Cuestión de gustos?

Dickens
El otro día, en un suplemento cultural, el filólogo y académico Martín de Riquer (Barcelona, 1914) se enfrentaba a veinte preguntas cuyas respuestas componían su canon literario personal. No les voy a repetir la lista –la pueden consultar pinchando aquí–, pero sí les doy un par de titulares: Del siglo XX, Riquer solo cita a Agatha Christie. Tirant lo Blanc, Ausias March, Gracilaso de la Vega, Dickens, Clarín, Maquiavelo y, por supuesto, Shakespeare y Cervantes son, entre otros, algunos de los protagonistas de este canon.

Curioso esto de las listas. Hace unos meses, leí en una revista una reseña sobre un libro estadounidense titulado The Top Ten, que llevaba por subtítulo algo así como Escritores eligen sus libros favoritos. Busqué, encontré y compré. Consistía en un gran encuesta entre 125 escritores, quienes dieron su lista de diez títulos indispensables de la historia de la literatura universal. El resultado final fue este:

Proust
Anna Karenina, de Tolstoi; Madame Bovary, de Flaubert; Guerra y paz, de Tolstoi; Lolita, de Nabokov; Las aventuras de Huckleberry Finn, de Mark Twain; Hamlet, de Shakespeare; El Gran Gatsby, de Fitzgerald; En busca del tiempo perdido, de Proust; los cuentos de Chejov; Middlemarch, de Eliot.

Inobjetable, ¿no? Muy canónica y no tan universal (más bien muy occidental), la lista, pero inobjetable. Es divertido repasar las respuestas concretas de los escritores, todos del ámbito cultural anglosajón, una gran parte de ellos absolutamente desconocidos para mí. Repasemos, a algunos de los que más nos pueden sonar (voy pasando las páginas, por eso aparecen en orden alfabético):

Paul Auster, por ejemplo, coloca El Quijote en todo lo alto –la obra de Cervantes se quedó en el puesto 11 en la clasificación general–. Julian Barnes incluye en su canon El Gatopardo, de Lampedusa. John Irving cita Cien años de soledad, de García Márquez, en el puesto octavo, y Norman Mailer se acuerda de Borges.

Chejov
Uno de los que más flipan, creo yo, es David Foster Wallace; bueno, no flipa, debió hacerse el malote mientras contestaba (los hay que disfrutan siendo gamberretes). Thomas Harris, el de El silencio de los corderos, Tom Clancy o Erica Jong son algunos de sus elegidos. Tom Wolfe, era de esperar, encabeza su dream team con Zola, Balzac, Maupassant, Tolstoi y Steinbeck.

Supongo que hay varias formas de plantearse la respuesta a una encuesta de esta clase, entre ellas, la seria: ¿Cómo no voy a incluir a Shakespeare? Otra puede ser la que se basa en tus influencias, en los libros que te han marcado como lector, obras que no son necesariamente de primera fila, quizá ni siquiera de una calidad sobresaliente, pero que a ti te llevaron a leer más, a disfrutar más (y mejor) de la literatura, que te enseñaron sabe Dios qué cosas de la vida…

¿Alguien se atreve a enviar su lista?



eaguirre@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir