16 de mayo de 2005
"Zut" o el optimismo necesario

"ZUT es, entre otras cosas, el nombre de una pequeña isla situada en la costa dálmata. Una pequeña isla es lo que queremos ser, una pequeña isla en la costa de cualquier lector curioso, una pequeña isla donde encontrarnos al comienzo de cada estación para seguir hablando de asuntos importantes, de viajes insólitos, de nombres propios, de obras dichosas".

El párrafo de arriba es el final del editorial (firmado por Carlos Font, su director) del primer número de una nueva revista cultural, de nombre Zut. Se edita en Málaga, quiere ser trimestral (como dice el texto antes citado, aparecerá al principio de cada estación), cuesta diez euros, y tiene una página web donde consultarla y suscribirse (pues tengo entendido que están sufriendo ciertos problemas con la distribución): www.zut-ediciones.com; y un correo electrónico: zut@zut-ediciones.com.

La portada del primer número es una obra de Frederic Amat, y los contenidos tiene interés. Destacan dos relatos (inéditos en español) de J.D. Salinger: "Pequeña rebelión pasada la avenida Madison" (1946) y "Notas personales de un soldado de infanteria" (1942).

Además, hay un poco de todo: desde un artículo sobre el Vorticismo hasta textos de creación literaria, pasando, por ejemplo, por una entrevista con el decorador de cine Vernon Dixon, que vive en Torremolinos, o por un ensayo sobre fotografía de Juan Bonilla.

Zut es, también, un bonito objeto. Es una revista bien editada con un diseño cercano a las vanguardias de principios del siglo XX, lo que hace que resulte muy actual. Zut es un proyecto que todos los que nos gusta eso de leer debemos agradecer: en primer lugar porque nos va a abrir caminos, nos va a mostrar nombres que no conocemos y nos brindará textos que pueden gustarnos; en segundo lugar, porque es de un optimismo fabuloso lanzarse a poner en papel una serie de ideas para ofrecérselas a una sociedad que ya se está acostumbrando a que el periódico es gratis y a que la televisión cuenta todo lo que se necesita saber para ir sobradito por el mundo. Pues no es verdad: no es que no todo no esté en esos lugares, sino que lo que cuentan es absolutamente prescindible. No así lo que ofrecen publicaciones como esta Zut, o como la oventense Clarín. Esto es FUNDAMENTAL para nuestras vidas. Cuéntenlo por ahí a quienes no se hayan enterado.

Y que 10 euros por estación son cuarenta euros al año... Tampoco es tanto dinero para informarse y disfrutar, ¿no?

El escritor Juan Bonilla es el coordinador de Zut. Es un tipo curtido en el periodismo (hizo cosas asombrosas en su juventud, como escribir guiones para Jesús Quintero o como ser redactor jefe de Ajoblanco durante un par de números, amén de publicar una excelente columna los lunes en el diario El Mundo que, me dicen, corre el riesgo de desaparecer: la inteligencia en la prensa española no cotiza mucho, la verdad) y es uno de los grandes escritores de su generación; nació en 1966. Hace tiempo hablamos de él en una Errata. Acaba de publicar El estadio de mármol (Seix-Barral), un libro de relatos que viene a confirmar eso de que es uno de los grandes.

Por mi parte, desde luego, va a ser el libro que recomiende a todo aquel que me pregunte por una lectura para el próximo verano.

eaguirre@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir