5 de julio de 2004

Para orientarse antes de leer

No es fácil estar al día y saber quiénes están escribiendo cosas interesantes. Cada país, cada ciudad, cada pueblo cuenta con una pandilla de aspirantes a las glorias literarias; cada país, cada ciudad acoge a un puñado de editoriales que tienen que publicar libros a lo largo del año (a veces parece que cuantos más mejor), de manera que aquello de acercarse a la mesa de novedades de la librería y mirar y remirar; leer solapas y contracubiertas; abrir al azar y degustar unos párrafos; dejarse tentar por una portada, por una encuadernación, por un olor... Todo eso es cada vez más difícil, ante la magnitud de lo que se nos ofrece en el mercado. Ustedes tiene la inmensa suerte de poder acercarse a esta Errata y, tras su lectura, contar con una valiosísima recomendación... Por supuesto que no estoy hablando (¿escribiendo?) en serio. Me gustaría que así fuera, pero quién sabe.

Afortunadamente, siempre hay algún medio para orientarse. La revista Granta, por ejemplo. Hace casi un año (además ya lo comentamos en esta sección), se publicó en español la traducción de un número de esta revista inglesa, un número que dedican cada cinco años a presentar una selección de los escritores ingleses que a ellos les parecen más interesantes, con un porcentaje de acierto, al cabo del tiempo, considerablemente alto. Después, la editorial Emecé decidió sacar a la calle una edición española, de la cual el segundo número ya está a la venta. Hotel América se titula, lo que significa que una parte de sus 320 páginas está dedicada a textos relacionados con Estados Unidos, después del 11 de septiembre.

Me van a permitir reproducir una advertencia que aparece en la página de la revista donde se consigna el equipo editorial: "Granta no publica, aunque su calidad sea incuestionable, ensayos académicos y ensayos sobre escritores; ni reseñas; ni tampoco reportajes o crónicas cuyo interés primordial sea inmediato o circunstancial; ni ciencia ficción o narrativa romántica, fantástica, histórica o policíaca; así como tampoco crónicas de viajes que carezcan de intención narrativa". Es decir: literatura en vena. Supongo que esta declaración de intenciones está pensada para ser rota, pues, de hecho, publican un texto de Ignacio Martínez de Pisón sobre el paso del novelista estadounidense John Dos Passos por España, a principios del siglo XX. No importa. En algunas de las restantes colaboraciones también se detecta una cierta falta de acuerdo con esa advertencia. Pero no importa.

Y no importa porque la oferta de la revista es interesante por encima de estas pijaditas. En esta segunda entrega (verano-otoño 2004), se mezclan los autores más o menos conocidos, con otros inéditos aún en español, de manera que cumple perfectamente esa función de guía. Es cierto que puede ocurrir que un relato o un texto de un escritor cualquiera impresione favorablemente tras su lectura en esta revista, lo que nos impulsará a comprar algún libro suyo, por ejemplo, una novela, que luego no esté a la altura de las expectativas. O al contrario, un autor que nos pasa desapercibido luego podría sorprendernos en sus libros. Es un riesgo, pero comprueben la lista de colaboradores de este número y, en función de los que conocen, juzguen si merece la pena asomarse a Granta (yo creo que sí):

Paul Theroux; A. M. Homes; Nell Freuddenberg; Murad Kalam; Gary Sheteyngart; Chris Hedges; Lydia Davis; Edmund White; Tim Tzouliadis; Ignacio Martínez de Pisón; Joyce Carol Oates; Pablo Biffi; Hans Magnus Enzenberger; Ian Jack; Hannan al-Shaykh; Orham Pamuk; Mayra Montero; David Malouf; Rodrigo Fresán; Raja Shehadeh; Gioconda Belli; Ian Buruma; Amit Chaudhuri; Dionisio Cañas; Juan Ignacio Boido; Xavier Más de Xaxás; Juan Villoro; Valentí Puig; Julian Barnes. A mí tampoco me suenan la mayoría: Tengo que ponerme al día.

eaguirre@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir