23 de febrero de 2004

Cruzando el Estrecho

Escritor y pintor, Mahi Binebine nació en Marraquech en 1959, ha vivido y trabajado en Nueva York y París, pinta –a cuatro manos– con el artista español Miguel Galanda. Dos de sus novelas se han publicado en España, ambas en la editorial Akal: La patera y Polen

La patera se titula en francés Caníbales, pero en la edición española pensaron que patera resultaba más familiar y actual, que podría vender más. A pesar de ello, el título se adapta bien al contenido –en la versión inglesa, el título fue Bienvenidos al paraíso–. Un grupo de magrebíes y subsaharianos esperan en una playa de Tánger para ser embarcados y pasar así a la contemporánea tierra prometida en que se ha convertido Europa. Con quien tratan, esas mafias que se lucran con el tráfico de seres humanos, ésos son los caníbales del título original. Binebine conoce las dos orillas, quizá no desde el mismo punto de vista de quienes hacen lo posible por atravesar el Estrecho, pero desde la percepción de un marroquí, siempre más sensible al desprecio, a las dificultades, a la marginación que los inmigrantes padecen en Occidente.

En Polen, el viaje es el contrario. Una pareja de franceses escapa de su frío pueblo y se instalan en una aldea del Rif. Al poco tiempo, según cuenta él, ella le abandona. Si La patera es una novela sombría, en Polen hay luz, toda esa luz de Marruecos, y toda la luz que lleva consigo este otro tipo de inmigrante, el opuesto a los clientes de las pateras. No sabemos –y tampoco importa– si lo narrado por el hombre abandonado se corresponde del todo con la realidad o si es producto del consumo de ese polen al que alude el título, ese polen marroquí tan conocido. Lo que cuenta, de todas formas, es la descripción de un descubrimiento –Marruecos, su vida y su gente– y la asunción de ese descubrimiento como algo propio, con el peligro de desarraigo y de pérdida de raíces que ello implica

Mucho se habla de mestizaje, de fusión, de los efectos de la globalización en el arte y la cultura. Mahi Binebine es un perfecto ejemplo. En sus libros está Marruecos y está Occidente; en sus cuadros, también.

El hermano mayor de Mahi, Aziz Binebine es un militar que participó, en 1972, en un intento de golpe de estado contra el monarca marroquí, Hassan II. Fracasaron, y los conjurados fueron encerrados en el terrible penal de Tazmamart, donde apenas sobrevivieron unos cuantos, entre ellos Aziz, tras dieciocho años allí encerrados, sin luz. El testimonio de Aziz Binebine inspiró a otro escritor marroquí, más conocido en España, Tahar Ben Jelloun, quien escribió Esa cegadora ausencia de luz (editado también por Akal), una desesperada y terrorífica novela. Ya ven cómo un libro lleva a otro libro y a otro y a otro...






eaguirre@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir