25 de enero de 2007

Ceremomia de la confusión

No es una errata, no: es una constatación. Las revistas vienen confusas y, a pesar del Plan Renove que supone poner a Sonia Ferrer (¿quién es Sonia Ferrer?) en portada, se me antojan momificadas, a pesar del Photoshop. A las pruebas me remito: ¿quién es la de la foto?

Sí, señoras, señores, es Melania. O lo que queda de ella después de que «el loco del bisturí electrónico» le diera un buen repaso hasta conseguir que la cabeza parezca de otra. La actriz, a la par que esposa de Antonio Banderas,
¡Hola!
se sincera en una entrevista exclusiva donde posa, dice ¡Hola!, «como nunca la habíamos visto hasta ahora». Desde luego, yo no la había visto así: afectada, ridícula y tan retocada que parece un póster de los años 40, una de aquellas pin up...

—¿De dónde sacas tú ese vocabulario, mamá?

Santiago junior, que se cree que el único que sabe idiomas es él porque dice (más bien pide, a gritos) «plaiestashion».

Vuelvo a Melania. La identifico por el famoso tatuaje del corazón con el nombre de su amado dentro, pero ¿el resto? Bien podría ser la sobrina de Zsa-Zsa Gabor...

—¿Ésa ésa quién es, mamá?

La niña, que se cree que la historia del cine empieza con Angelina Jolie.

—Mujer, tampoco es que la Zsa-Zsa esa haya hecho historia cinematográfica. Casarse yo qué sé la de veces no es garantía de gloria fílmica.

El que faltaba: Santiago padre, que desde que empezó el año se ha propuesto hablar como un libro abierto, y ha elegido uno de poesía romántica la mar de cursi.

En fin: que la entrevista es una horterada, y la galería fotográfica, el Museo de los Errores.

—Horrores, Maruja.

Errores: los que cometen las mujeres que se quejan de que no les dan papeles adecuados a su edad y su experiencia, y cuando se dejan fotografiar exigen que el resultado sea... una holografía de sus nietas.

Diez Minutos
En cuanto a las confusiones. Dice ¡Hola! (revista cardiaca) que dice Alejandro Tous (que interpreta a Alejandro en Yo soy Bea) que no mantiene relación sentimental con Ruth Núñez (Bea propiamente dicha). Pero en la portada de Diez Minutos, el mismísimo Tous sale diciendo que se entiende muy bien con la tal Ruth, y el periodista precisa: «la pareja de actores pasó el fin de semana en la casa de él».

Semana

Dice Semana que doña Letizia está feliz «en su sexto mes de embarazo», en tanto que Lecturas la ve «radiante en el quinto». Sé que la gente de la prensa rosa es de letras, pero ¿son incapaces de llevar al día una cuenta que acaba en el número 9? ¡Pero si te basta con las dos manos, ni siquiera te hacen falta los dedos de los pies! Para mí que esto es lo que algunos llaman «desinformación».

Leo en ¡Hola! que Laura Ponte desmiente estar esperando un tercer hijo mientras que Lecturas celebra su nuevo embarazo.

—Será que Paqui te ha vendido unas revistas de esta semana, y otras de la pasada.

No creo, la verdad. Además, la confusión a veces se instala en el seno de una misma revista. Incluso de una misma entrevista. Ya verás. Declara Eugenia Silva, que es modelo (¿de qué valor moral? Ni idea): «Ya no creo que pueda vivir en otro sitio que no sea Nueva York, aunque, cuando acabe mi casa de Extremadura, pasaré temporadas allí». Sin solución de continuidad: de la gran manzana a la gran bellota. No me malinterpreten los amigos extremeños, pero ¿de verdad puede uno creer que alguien que dice que no puede salir de NY tiene como plan B vivir Badajoz, y como plan C instalarse en Cáceres?

Lecturas
Hablando de planes de vida. Arantxa Sánchez Vicario se deja fotografiar, todo miradas seductoras y extensiones de pelo, en Lecturas. «Me veo más guapa y más femenina», dice. Y para demostrar lo femenina que es, posa junto a su peluquero, Alberto Cerdán, mientras éste, todo naturalidad, le repasa las puntas. Ella, vestida de minifalda y tacones, sentada en el suelo con las piernas recogidas; él, detrás de rodillas. Pues, chica, en la peluquería de Geli, que es donde voy yo, al menos tienen sillones para mí y un taburete con ruedas para ella, que está embarazada y se le hinchan las piernas. Estos millonarios son más raros que más raros.

En fin, acabo ya, que en la cocina la Lejía Conejo anda revolucionada con la apertura de la temporada de caza.

Ojo al dato: la familia de Ana Obregón no quiere saber nada del nuevo novio de la popular actriz, empresaria, guionista y bióloga. Se masca la tragedia. ¿Será que el aspirante no da la talla social... o que los padres de Anita sospechan que el chavalote sólo baila por dinero (en concreto, el deñ señor García, el de la señora Obregón y el de su hija en edad de merecer, la señorita García Obregón)? Cntinuará.

Por cierto: no se pierdan la página 3 de Diez Minutos. «Isabel Pantoja saca su estilismo de invierno». Yo, viendo el traje que lleva en la instantánea de la izquierda, hubiera dicho que lo que ha sacado es su manta a cuadros de mercadillo, pero en fin...



Archivo Volver
Imprimir