28 de septiembre de 2006

No me salen las cuentas

Lecturas
—No, no me salen.
—Dicen que sale de cuentas a principios de mayo.
—Ni aunque sea el día 1. A ver: enero, febrero, marzo y abril, cuatro meses. Diciembre, noviembre, octubre, tres más, hacen siete. Lo han anunciado a finales de septiembre... sí que se han dado prisa, sí.
—Maruja, eso que dices no es respetuoso con la Casa Real.
—Pero es realista.
—No es lo mismo...
—A mí no me gusta Alejandro Sanz.

En fin. Habemus niñus nuevus, y el personal cardiovascular está alborotado.

—Será el personal ginecológico.
—Hablo de la prensa del corazón, MariPepa.
—Hija, estás intratable.

¡Hola!
Les imagino ya desempolvando de nuevo (no supondrá mucho trabajo: apenas acababan de guardarlas) las fotografías de Felipe y Letizia de pequeños, de medianos y de mayores, para mostrarlas una vez más, qué tedioso. Y además, cuántas mentiras: esto parece Hungría. «El embarazo no ha detenido la actividad pública de la princesa» proclama ¡Hola!, orgullosa. ¿Ah, no? ¿Y entonces el viaje a Asturias con el Presidente de Portugal qué era, una escapada privada? Semana dice que doña Letizia, a pesar de su estado, «luce una figura longilínea», o filiforme, o fusiforme, o agujiforme... vaya, que sigue pareciendo el espíritu de la golosina. ¡Por Dios bendito, pero si incluso yo, que soy agradecida a nivel de grasas, no engordé nada hasta pasados los tres meses!

Y luego está la cosa esta de la intensísima competición en el paritorio monárquico europeo. Lecturas anuncia el natalicio en grande y, en pequeño, pone: «Máxima de Holanda espera su tercer hijo». Sólo les falta comparar la productividad de las vacas argentinas y las especies asturianas para completar la información. Qué estrés...

—Cambia de asunto, Maru, que no llegas a la siesta.

Diez Minutos
Cambio. Diez Minutos se apunta al periodismo como cuento de hadas y nos cuenta en portada que la fea de Yo soy Bea (la fea) sale en la vida real con el guapo de Yo soy Bea (la fea) mientras Mónica Estarreado, la guapa a la par que malvada de Yo soy Bea (la fea, pero más buena que el pan), declara en páginas postreras de Semana que se siente muy querida por el público.

—¿Y...?
—Y nada, la vida es así, no la he inventado yo, que diría Sandro Giacobbe.
—La suerte de la fea la guapa la desea.
—Por cierto, MariPepa, que dice Inma del Moral que no pretende ser perfecta.
—¿Y...?
—No sé, te lo comunico por si esa declaración altera tus planes para el fin de semana. Encima de que me preocupo.

Y, desde luego, no son motivos de preocupación lo que falta. Entrevistan en ¡Hola! a Aishwarya Rai, la reina de Bollywood...

—¡Estos homosexuales, qué desfachatez!

Santiago, meando fuera del tiesto.

—¿Qué tienen que ver los homosexuales en esto?
—Y las lesbianas: Bollywood, el rollo bollo, que no te enteras.
—El que no te enteras eres tú: Bollywood es el Hollywood de Bombay.
—Glups.
—Eso, por lo menos.

El caso. Que la entrevistan y, entre otras cosas, afirma: «Es difícil encontrar al hombre perfecto». Luego, los de la revista lo ponen en el titular... y al lado de una foto en la que la nínfula, vestida de gala, se deja fotografiar al lado de Cayetano Martínez de Irujo (definitivamente él NO es el hombre perfecto), al lado también de un caballo y arrastrando el vestido por la arena, que se le van a poner los bajo hechos un asco.

—¿Quién dijo...

MariPepa, reanudando relaciones.

Semana
—... que ser elegante consiste en elegir el traje adecuado para cada ocasión?
Aishwarya Rai, desde luego, no.
—Por cierto, Maru, ¿tú fuiste a lo de Raphael?
—No, ¿por?
—Porque dice Semana, que informa sobre su concierto en Madrid, que «su poder de convocatoria no conoce límites».
—Pues que yo sepa, de este barrio no fue nadie.
—Lo que yo te diga: esto cada día se parece más a un gueto. Estamos como al margen del mundo.

Pero incluso para los que no nos movemos en los círculos del poder hay esperanza. Leo en ¡Hola!:

«Francisco encontró a Blanca dentro del mismo círculo de relaciones en el que se movía. La aristocracia de la sangre y el toreo. Eugenia saltó la barrera y abrió horizontes enamorándose de Gonzalo Miró, un futuro y joven cineasta.»

¿Saltó la barrera? ¿Abrió horizontes? ¿Qué quieren hacernos creer, que Gonzalo Miró, el hijo de Pilar, el protegido de Felipe, el hombre que cuando pensaba casarse con Natalia Verbeke invitó a la petición de mano al mismísimo Rey de España, es un paria? Por cierto, que el niñato firma autógrafos.

—¿A cuánto se cotiza la firma de un inoperante?
—A bastante más que la de un insolvente.

En fin, termino ya que en la cocina la Melita está de mal café y me va a agriar la leche.

Arancha de Benito, esposa del futbolista Guti (esos que son a los Beckham lo que Hospital Central a Urgencias), aprovechó su presencia en el Salón Internacional de Joyería para declarar lo que sigue:

«No hay mejor joya que estar con la persona que amo y con mis hijos,
y tener esta familia tan maravillosa y sana.»

La duda me corroe: ¿se lo llevaría preparado de casa o le surgió así, sobre la marcha? En ambos casos, sugiero a los políticos faltos de recursos oratorios que la fichen cuando antes. Y que San Manuel Marín nos proteja.



mlimon@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir