15 de julio de 2006

Cuestión de piernas

Dice Diez Minutos (creo que es ella, porque como todas dicen lo mismo...) que Victoria Beckham está loca por sus piernas. ¿Piernas? ¡Dos palillos de banderilla con restos de escabeche! ¡Pero si el chupachups de cola tiene más presencia, menos cabeza y mejor color que ella!

Ofrece Semana (creo que es ella, porque como todas ofrecen lo mismo...) unas fotos en las que vemos a Melania, la mujer de Anchounio, paseando con Anchounio, que es su marido (algunos creerán que no hace falta tanta explicación, pero en los tiempos que corren toda precisión es poca) por la playa de Marbella. ¿Tienen la revista a mano? Fíjense en las rodillas de ella... Ya lo decía mi abuela: «Hija, por mucho que se operen hay tres cosas que no engañan y son, de arriba abajo, el cuello, las manos y las rodillas». «¿Las rodillas?», recuerdo que pregunté, atóntita (no es errata, es que yo era un poco boba por esas fechas). «Las rodillas», me contestó. Y tenía razón.

Por lo demás, la prensa se ocupa de la boda interminable de Carmen Martínez Bordiú. Debe ser una herencia familiar, esto de que las cosas no se acaben nunca. La dictadura de su abuelo duró 40 años, y su boda lleva camino de convertirse en un long seller, como dicen los modernos cuando hablan de libros que permanecen mucho tiempo en las listas de ventas.

—¿Y tú cómo lo sabes?
—Nunca dejaré de sorprenderte.

¡Hola!
Por cierto, que en la portada de ¡Hola! (creo que es en ella, porque como todas abren con lo mismo...) hay una foto de la novia con su mejor amiga, Isabel Preysler, en la que la mujer de Boyer hace gala de unas clavículas que parecen dos vigas transversales. ¡Yo creo que en el hueco que dejan cabe incluso un montón de bombones Ferrero Rocher! Chica, qué delgadez, da como mal rollo, parece que la vas a abrazar y se le van a romper dos huesos y tres tendones.

Por lo demás, los de Lecturas (ésta vez sí que es ella, seguro) nos plantea una pregunta que, al parecer, consideran esencial: ¿Ha sido positivo el primer año de reinado de Alberto de Mónaco? Si yo fuera gallega, les respondería a la ídem: ¿Y a mí qué? Mi paraíso fiscal es la caja de ahorros de la esquina, que tiene una planta de hojas grandes que, en los días de debilidad, puedo confundir con un cocotero. Pero si insisten en querer saber mi opinión, les diré que sí, que ha sido positivo: en apenas 12 meses ha tenido (reconocido) dos hijos y ha presentado a una novia... Ha recorrido el camino al revés, pero a mí me enseñaron que el orden de los factores no altera el producto interior bruto, y además eso es lo que todo el mundo espera de un heredero condenado a perpetuar la especia.

—La especie...

No, la especia, porque estos de Mónaco son la sal de la prensa cardiovascular.

Semana
Por cierto, felicidades a Laura Ponte que ha tenido una niña. «Sus dos hijos nacieron el 1 de julio», leo, y leo después que el primero nació porque tocaba y la segunda porque rondaba y la madre se empeñó en hacerlos coincidir. ¿Qué pasa? ¿Que así se ahorra una fiesta de cumpleaños? Estos ricos cada día son más roñosos... Y menos mal que el primogénito no nació el 1 de mayo, porque entonces la niña hubiera tenido que ser sietemesina, con lo que eso cansa. Hay caprichos incomprensibles...

Y ya que estamos en onda maternal, la emisora de las lactantes. Aunque a estas horas sus declaraciones suenan a viejo (culpa mía: esta semana publico mi comentario con mucho retraso), Carmen Cervera declara en ¡Hola!: «Me voy a Estados Unidos porque quiero ver nacer a mis hijas, no me quiero perder nada». ¿El embarazo, tal vez?

También en ¡Hola!, Alejandra Ortiz... Cómo, ¿no saben quién es Alejandra Ortiz? La hija de Bertín Osborne... ¿Que les importa un rábano lo que diga o deje de decir la hija de Bertín Osborne? ¿Que por qué se apellida Ortiz si su padre se apellida Osborne? Será que su padre no se apellida Osborne, porque no creo yo que si te apellidas Osborne te lo cambies por Ortiz, por mucho que el caché de los Ortiz haya subido como la espuma desde la irresistible ascensión de Letizia... En fin. Que Alejandra Ortiz nos brinda sus «primeras declaraciones tras saberse que está embarazada de tres meses».

Cambio de párrafo porque lo necesito.

Lecturas
Me enternece pensar que la señora hija de don Bertín cree necesario comunicar al mundo su estado hormonal y anímico, pero me la trae al pairo. No: me aterra. Si a los tres meses, con la primera ecografía aún calentita, ya quiere contarlo todo, ¿qué no pasará en los meses siguientes? La primera, ecografía en 4D, la canastilla, los dolores del parto... ¡Socorroco!

En fin, termino ya que en la cocina el arroz se lo está pasando bomba, venga a chupar agua. Tony Anipke, esposo de Raquel Mosquera, ha contraído una enfermedad tropical. Qué vida: primero contrae matrimonio y luego una enfermedad tropical. Hay lustros que no está uno para nada... La duda me corroe: cuando vaya a Dónde estás corazón para darnos el parte y hacer caja, ¿María Patiño le entrevistará con mascarilla o, haciendo gala de su acendrada condición de periodista de alto riesgo, le planteará las preguntas a boca descubierta?



mlimon@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir