21 de enero de 2005

Los jueves, milagro

Estaba a punto de sentarme a destripar los semanarios cuando oí que Fraga, el tritón de Palomares, había declarado: «Pienso morirme sin ponerme un condón». ¿Alguien ha preguntado la opinión del condón?

En cualquier caso, avisadas estáis, mujeres: Don Manuel, ese galán desacostumbrado, de día Doctor Fraga, de noche Mister Iribarne, dispara sin silenciador. ¡Amos, anda! ¡Que lo va a necesitar el chubasqueiro do pito! Es lo que tiene la vejez, que chocheas.

Cierto es que ser Fraga no debe ser fácil. Claro, que tampoco es fácil ser Maruja y sin embargo aquí me tienen, apechugando. Pero, es que ¡me tengo tan vista! ¡Me conozco tan bien! Querría emular al pájaro pinto que alegre canta por las mañanas (ha sido mi pequeña aportación a la Antología de lo cutrekitch), pero no se me logra. Estoy en crisis...

...hasta que llega el jueves, y con él llegan las revistas. Y las compro. Y las leo (manera de hablar). Y me convenzo de que las hay más guapas, y más ricas, pero que son tan previsibles y tan aburridas como yo.

—Eso se llama envidia, Maruja.

Santiago, que está definitorio. Pero tengo mis razones.

1) ¡Hola! lanza al ruedo mediático a las tres hijas, tres, del rejoneador Rafael Peralta. «Llevar el apellido Peralta es un orgullo para nosotras», proclaman a coro. ¿Cuántas veces han oído/leído ustedes esta proclamación?

Semana
2) Semana nos presenta en portada a «El nuevo Cayetano». Se refieren, claro está, a Cayetano Rivera (¿con b de burel o con v de vaca? Vivo instalada en la duda ortográfica), torero primerizo a la par que añoso, que va a debutar con 28 años. La pena es que las revistas llevan un par de meses dando la vara (ésta sí, con v de ¡Vaya pesadez!) con lo de la vocación tardía del niño, por lo que «El nuevo Cayetano» se me antoja clavadito al viejo.

Lecturas
3) Lecturas nos cuenta que, esta vez sí que sí, Isabel Gemio, antes Garbí, antes Gemio, se separa de Nilo Manrique... Nuestras vidas son los ríos, que van a dar a la mar, que es el morir. ¡Me dirán que no está bien traída esta cita! Para un tipo que se apellida como un vate, luce nombre de corriente de agua continua y más o menos caudalosa y tiene ínfulas líricas... «Lo hemos intentado todo pero la frialdad que nos arrastra es tan fuerte como el invierno de hoy», declara el escultor-poeta...stro, quien ha considerado oportuno desplazarse a la Sierra madrileña para hacer sus declaraciones aposentado en un roquedal, cual cabra triscando por los montes.

Diez Minutos
Menos mal que Diez Minutos nos sorprende con una noticia original, aunque inquietante. Isabel Sartorius está enamorada (me alegro por ella, qué quieren, una es una sentimental...

—Con un marido semental.

...sí, tirando a elemental). Lo malo es que el elegido de su corazón es hermano del actor Francis Lorenzo. «¿El actor Francis Lorenzo?», se preguntarán, quizá, mis lectores más lejanos y, como se trata de una pregunta que supongo, nunca sabré si su perplejidad imaginada deriva de la ignorancia de la existencia de ese personaje o el hecho, sin duda generoso, de que alguien diga que Francis Lorenzo es un actor. Porque no soy yo de las que opinan que el hecho de ponerte delante de una cámara te convierte en actor. ¿Es actriz Ana Obregón? La duda es legítima...

¡Hola!
Novedades, pues, pocas. Si acaso, el hecho de que ¡Hola!, habitualmente ajena a los programas televisivos en los que se encierra a gente hasta ese momento libre de toda sospecha y se les pone bajo supervisión electrónica, ha tenido que inclinar la testuz, hincarse de hinojos, morder el polvo...

—Y pensar que hay quien te tiene por una mujer ecuánime.

... y ocuparse de Gran Hermano VIP y otros bodrios catódicos porque poco a poco se van llenando de personajes venidos a menos que antes tuvieron un cierto lustre y, lógicamente, cabida en las páginas de la Biblia del glamour. Mención especial merece Estefanía de Mónaco, que aún no ha entrado en ninguno de esos concursos (otro gallo nos cantara si el premio fuera la comandancia de un batallón de guardaespaldas o la dirección de un circo poco estable) pero sí surte de material humano a varios shows televisivos: dos de sus ex, Daniel y Adans, han aceptado el reto. Es lo que tienen los palafreneros de la realeza, que son insaciables.

Pero si es cierto que donde hay vida, hay esperanza...

—La reina del lugar común.

Es que tengo un día un tanto nocivo, lo admito. Decía lo de la vida y la esperanza porque busca que te buscarás, he encontrado dos motivos para volver a caer en la tentación revisteril la próxima semana.

1) La riesgosa afirmación: «El adosado perjudica seriamente la salud» con la que nos sorprende una, no sé cuál, revista inane que venía adosada a una, no sé cuál, de las revistas cardiacas señeras. Al parecer, vivir en la periferia aumenta el riesgo de padecer obesidad, artritis, alta presión arterial, asma y migrañas. Eso sin contar con el peligro de sufrir accidentes de tráfico o de caer en la depresión, más líbranos del mal, amén. ¡Gracias, amigos, por llenarme de munición, digo, de argumentos para bajarles los humos a todas las representantes del lumpen proletario venido a más que me pasan por los morros la suerte que tienen por haber podido salir del barrio.

2) Las reflexiones filofóficas de Javier Bardem, al que creía inteligente (aunque a veces, al ver sus fotos, tiene un toque entre fauno y bobo que...). Interrogado por un periodista, descendiente sin duda de Torquemada, que le pone en un brete al lanzarle esta pregunta: «¿Cómo ves tu futuro?», el hijo de la seña Pilar responde: «Nunca quiero hablar del futuro. Siempre depende de lo siguiente que te viene y como eso no sé qué es...». Textual. ¡Pues lo siguiente que te viene es el futuro! ¿O no?



mlimon@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir