10 de septiembre de 2004

La invención de la Rueda

Diez Minutos
Lecturas
La semana (y la Hola, y la Diez Minutos, y la Lecturas) viene prieta de episodios cardiovasculares al lado de los cuales los Episodios Nacionales de don Benito el Garbancero son una sandez con blondas. Y por si eso fuera poco, los plumillas glamurosos han encontrado un hobby: están reinventando la Rueda (Belén).

Durante años, Belén Rueda se asomó a nuestros hogares (qué expresión más fermosa. Maruja Callaved estaría orgullosa de este arranque) una vez cada siete días y nunca supimos adivinar que allí se escondía una actriz. Pero Amenábar la ha descubierto, y avengonzados tras haber sido pillados en falta, hemos decidido llegado el momento de reinventar la Rueda. ¡Ay, la fe de losconversos! Claro, que siempre es mejor que redescubrir la pólvora, e infinitamente mejor que utilizarla.

¡Hola!
¡Hola! anuncia a toda portada una exclusiva: otra Belén, ésta de apellido Ordóñez, useasé, la hermana de Carmina, “por primera vez rompe su silencio”. Es que el silencio es muy frágil, y se rompe con facilidad. En fin, Belén, tú sabrás lo que haces, y cuánto has cobrado, pero no me digas luego que no sabes que en esto del corazón y las vísceeras, una vez que rompes tu silencio no lo recompones ni con Locktite. Y que lloriqueando no conmoverás a esos depredadores que aprendieron periodismo en la Facultad de Ciencias Forenses donde se doctoraron los de CSI.

Semana
También salen mucho Julián Contreras y el hijo de Julián Contreras, que sorpresivamente se llama Julián Contreras; Carla y los Goyanes (tiene un toque mariachi, no me digan que no), que defienden su honor emitiendo comunicados; María Eugenia Martínez de Irujo; la hija de la hija de la Duquesa y el torero... ¡Alto ahí! ¿Qué le ha pasado a esta niña en la cara? Tiene como una varicela, pero ¡más rara!

—No, mamá. Es que las revistas tienen la obligación de ocultar la cara de los niños pequeños.

Y por eso les plantifican una nube de cuadritos, curiosamente a todos menos a los hijos de Madonna y los de la Infanta Cristina (me lo expliquen). Pues sepan que la precaución llega tarde, porque a la hija de Fran y Eugenia la tenemos más vista que a Ana Blanco (la periodista teflón: ella está en el Telediario de las Tres mande quien mande, ¡manda huevos!). Me permito sugerir a algún emprendedor que fabrique antifaces o caretas con cuadritos de esos y se las ofrezca a aquellos famosos que no desean hacer populares a sus hijos, pero tampoco dificultar la labor de los PEPErazzi (paparazzi españoles). Para mí que ahí hay un negociazo. Postdata: en la careta que fabriquen para el hijo omnívoro de Ana Obregón, practiquen una abertura a la altura de la boca, para que pueda morder espumas de micrófono a discreción.

De los personajes de distinta calaña y diverso jaez que pululan por las revistas de papel acostado (conste que podría poner couché, pero me he convertido al españolismo idiomático), destaco los siguientes.

1) Gema Ruiz Cuadrado. ¿No saben quién es? Pues la ex de Álvarez Cascos. La veo en el cumpleaños de Terelu y posando con Chayanne. De su amistad con la primera no tengo nada que decir; de su posar con el segundo, tampoco. Pero, ¿desde cuándo no tener nada que decir ha sido obstáculo y/o óbice para mí? Me pregunto cómo se cuela en los camerinos. “Soy la ex del Ministro de Fomento, ¿puedo pasar?”. Si todas las ex de Álvarez Cascos recurren al truquito, Chayanne acabará cambiándose en el almacén.

2) Raquel Mosquera. Ha reaparecido diciendo por eñésima (puro patriotismo gramatical) vez que su corazón palpita como unapatata frita. “Tengo un amigo especial”, dice, pudorosa.

—Y necesito un petroleado de bajos...
—¡¡¡¡Santiago, que te pierdes!!!

3) Britney Spears. Dejó plantados a los niños de un campamento infantil que lleva su nombre. ¡Les está bien empleado, por acudir a un campamento con nombre de cantamañanas!

4) Loles León. “Por dignidad”, ha pedido un aumento de sueldo a los responsables de la serie Aquí no hay quien viva. “Por aquí se ve París”, le han contestado, antes de proceder a escribr un guión en la que la dejan en coma reversible.

—¡Mira tú, como las gabardinas! ¿Qué se cree? ¿Qué ella es Jennifer Anniston y la serie, Friends?

5) María Jiménez. Si en su anterior disco iba vestida de pavo real, uhh, pavo real, uhh, en el nuevo se muestra con un penacho y en una actitud propios de Toro Sentado. La Jiménez es como un remix de aquel programa de mi infancia, Zoo loco.

6) El Dúo Dinámico. Pervertidos por la publicidad engañosa, y convencidos de que no pesan los años, pesan los quilos, se han dejado hacer una foto evocando la pose de otra instantánea, captada en otra era glaciar:

¡Parece el Juego de las Siete Diferencias Edición Especial para un congreso de reumatólogos! Chico, chico, cómo se quedan los cuerpos (y lo que cuesta después estirarlos).

Y si se creen que yo tengo mala baba, no se pierdan lo que ha escrito un cabrón con pintas y vistas a la calle en un homenaje popular y espontáneo a Diana de Gales en el séptimo aniversario de su muerte. El admirador pone unas fotos el color de la princesa desaparecida junto a otra, en blanco y negro, de Camila Parker. El texto original está en inglés, y los de ¡Hola!, que saben idiomas, traducen: “Cómo un hombre en su sano juicio abandona a esta hermosa mujer por esta señorona”.

Pero en este punto, hora y línea, la credibilidad de ¡Hola! va a sufrir un duro golpe. Porque si ellos tienen compromisos, yo tengo recursos y mi hija un diccionario. Así que me he ido al susodicho para consultar la traducción de la palabra frump, que es la que leo en la foto. Y frump no quiere decir señorona, sino birria o espantajo. Así que donde los de ¡Hola! traducen “por esta señorona”, ustedes deben leer “por esta birria (o espantajo) de mediana edad”.

Será que se perdieron la clase de insultos en la academia de inglés.



mlimon@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir