9 de julio de 2004

¡Azúcar!

¡Hola!
No sé cuál es el santo patrón de las revistas cardiacas españolas porque no sé si el convenio santoral al que se acogen es el de periodistas o el de cardiólogos. Pero todas ellas parecen apostar por elevar a sus altarcillos a Celia Cruz porque, al igual que ella, adornan todas sus apariciones con un grito empalagoso: ¡Azúcar!

¿Coincidencia o consigna? Semana, ¡Hola! y Lecturas llevan a su portada la misma foto, y titulares casi idénticos. La Reina y su nuera se llevan bien, muy bien, excelentemente bien, inmejorablemente bien, muy maravillosamente bien...

—¡Maruja, que te atrancas!

Lecturas
Es que son unos cursis pelotilleros infames... «Dice la leyenda que no hay relación más difícil que la de una suegra con su nuera».

—Pues no, compañeros de Diez Minutos. La leyenda habla del pájaro chogüi, pero sigamos...

«Pero como las imágenes hablan más que las palabras, aquí tienen la muestra de que Doña Sofía y Doña Letizia parecen dos buenas amigas...»

—Les ha faltado decir que parecen hermanas...

«...que comparten ratos de diversión, obligaciones y, por encima de todo, un amor infinito hacia el mismo hombre. Seguro que él sonríe ante esta atípica estampa.»

—En presencia de mi suegra hasta el hipo se me espanta, solía decir yo en mis años mozos. Y no en qué anuncio de una funeraria leí: «Si su suegra es una joya, aquí tenemos el estuche». ¿Saben cuál es la diferencia entre un doberman y una suegra? Que el doberman a veces te suelta.

—¡Maruja, que te ensañas! Y mi madre es mi madre...

—Y todas las madres son suegras en potencia, ya lo sé, yo incluida.

Maruja, estas portadas no son iguales...

Semana
Tu, tú, tu, tu, tu, tuuuu... Es la sintonía de Expediente X, pero reconocerán que sin música pierde mucho. Pero es que, efectivamente, mi Santiago tiene razón. Esa es otra. Semana me las coloca al revés que Lecturas y ¡Hola!. ¿Quién estaba a la izquierda de quién? ¿Es legítimo darle la vuelta a una foto de la familia reinante sólo para que me quede mejor en la portada? El portadista, ¿ha aprovechado la rotación horizontal para borrar de la imagen a alguien que le molestaba? ¿Por qué la reina no usa el kit blanqueador klisident? ¿Quién mató al comendador? ¿Cómo me la maravillaría yo?

Es que me sacan de mis casillas. «Doña Letizia recibió su bautismo naval en una regata». ¡No lo va a recibir en Navalcarnero!

Es que me sacan de mis casillas...

Maruja, te repites.
Santiago, eres un canso.

¿Qué diablos hace José María Aznar en mangas de camisa en el bautizo de su nieto? ¿La jubilación presidencial no le da para chaquetas? Vamos, anda.

Diez Minutos
¿Qué demonios hace Eugenia Martínez de Irujo en ese póquer de bellezas (las otras tres son Isabel Preysler, Claudia Shiffer e Isabel Sartorius) que, según Diez Minutos iluminaron Londres en la fiesta de Porcelanosa? Defíname belleza, defíname iluminar e, inclusive, defíname Londres, porque la duquesa de Montoro iluminar, iluminará, pero si de bellezas hablamos, es más bien una luz corta...

¿Qué diantre hace Ana Prosa Quintana en una velada literaria? ¿Tomar apuntes para su próximo plagio?

Maruja, el Tranquilín Forte está en el cajón de la mesita.
Santiago, la puerta está en el recibidor.
—¡Hija, qué genio!
—Para genio el de la lámpara...

Termino ya, que la leche está a punto de hervir. Las revistas coronan a María Shaparova, la nueva reina del tenis. La comparan con Ana Kournikova, y ella se defiende: «Yo gano torneos». Puestos a buscar diferencias, ésa es una importante. Pero yo tengo una duda...

—Metódica.
—Y tú cotilla, que no dejas de leerme por encima del hombro.

Dice la deportista que sus padres vivían a menos de 80 kilómetros de Chernobil el día que explotaron los reactores de la central nuclear. Y digo yo: si Obélix no necesitaba la poción mágica porque, de pequeño, se había caído en el caldero, ¿la súper fuerza de la Shaparova tendrá origen nuclear? Es más: ¿será verdad que, de noche, emite una luz verde y sus amigas la llaman Gusiluz? Y más, y más: ¿lo suyo es doping o antidoping? Inclusive: ¿por qué las tenistas rusas son guapas y las nuestras no son guapas?

—Porque no se lavan con Vernel.

El secreto, ya saben, está en la masa. Muscular.



mlimon@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir