11 de junio de 2004

Fantasía y pudor

Leo que las japonesas han decidido que es mucho mejor ponerse las bragas encima de los pantalones, y no debajo, dónde va usted a parar. En realidad, las bragas y los calzoncillos, porque un vez puestas, no se van a parar en barras. “Fantasía y pudor, todo en uno”, dice el periodista que glosa la novedad. Parece un anuncio de aceite lubricante, con perdón.

Nada que deba extrañarnos, siendo Japón un país donde las niñas bien desarrolladas van a clase con minis que no merecen llamarse faldas y calcetines blancos hasta la rodilla, modelo colegiala perversa busca lío en zona centro. Si acaso, queda una duda: además de las bragas con vista a la calle, ¿llevarán otras protegiéndoles el chirimangüey directamente, sin intermediarios?

Semana
La vida al revés, ya lo dice Fran Perea, un tipo cuyo talento como actor corre parejo a su categoría como cantante (¿les hago un gráfico?) y que, en estos tiempos de estulticia (pasa palabra y ríete de Silvia Jato) que corren, lleva camino de convertirse en el filósofo de cabecera de mi hija...

—¡Es tan romántico!

...que no sabe que los filósofos son otra cosa.

Debería preguntarle al doctor Iglesias Puga, artífice de un lío genealógico por el que en algún momento tendrá que responder ante las autoridades. El “lío” se llama Jaime, y es un hermoso niño, candidato a huérfano precoz (lo que es, es, como dijo no sé si Ortega y Gasset o una colaboradora de Sardá), hijo de este abuelo en edad de ser bisabuelo.

¡Hola!
¡Hola! nos muestra a la feliz familia: el bebé en brazos de su madre mientras el papá lee un libro, del que apenas se ve que está escrito por un tal Dr. Wayne W.... y que se titula The power of Inten... Mi hija, que va de políglota, ha hecho averiguaciones.

Dr. Wayne W. Dyer. The power of intention...
—¿Y eso qué quiere decir?
Doctor como Doctor Guaine Uvedoble Dayer...
—... concretamente ESO lo había entendido...
El poder de la intención, en el sentido de que el que quiere, puede.

Para mí que el yayo va a por la parejita. Ya que estamos. Esta semana, las revistas se llenan de parejas:

Parejas mírame y no me toques. “Mi relación con Fonsi Nieto se ha acabado”, confirma Elsa Pataki. ¡Tarde, tarde! Los cardiólogos lo proclamaban desde hacía tiempo.

Parejas locktite. “Nos casamos en octubre”, proclaman Álvaro Bultó y Paloma Lago unas semanas después de dar por terminada su relación. Y aprovechan la exclu... digo, la ocasión para posar como los protagonistas de Memorias de África, pero en Fuerteventura, que es a África lo que estos dos tórtolos son al Redford y la Streep. De paso, o quizá porque la aviesa interacción de viento y dunas le ha llenado el cerebro de polvo, el periodista de ¡Hola!, alucina:

Paloma y Álvaro parecen mirar simbólicamente hacia el futuro que juntos piensan compartir de la mano y codo con codo.” O: “Álvaro y Paloma: ella llegó a tirarse en paracaídas... por él, y él condujo una noche con cuarenta de fiebre... para verla a ella.” ¿Alguien en la redacción de ¡Hola! ha echado en falta su bote de pegamento?

Parejas de toda la vida que, ignorantes de que todos los matrimonios son felices hasta que empiezan a vivir juntos, se casan. A saber:
     - Fernando Ramos y su novia de toda la vida, Eva; y
     - Agustín Bravo y su novia de toda la vida, que no es Carmen Sevilla (lo que el copón ha unido, que no lo separe el cupón), sino otra. “Hoy se ha acabado para mí el mito de solterón que había empezado a llevar”. ¿Podría alguien por favor explicar a este galán maduro la diferencia entre Mito y Sambenito? O, si dijo lo que quería, ¿por qué quedarse en Mito pudiendo optar al título de Leyenda viva, Monumento Nacional o Patrimonio de la Humanidad?

La pedrea informativa ha sido copada por:

Donald Trump, el multimillonario, un calvo que se avergüenza de su calvicie y se ha puesto en la cabeza no sé si una exigua peluca o una tupida telaraña al lado de lo cual el peluquín de Íñigo y la ensaimada de Iñaki Anasagasti son finas piezas de orfebrería capilar.

Gema Ruiz, ex de Paco Cascos, que dice que no va a trabajar porque sus hijos la necesitan. ¡No, mona! ¡Si no trabajas es porque no lo necesitas! Brase visto.

Y el premio especial a la serie ha recaído en:

El listillo que ha titulado: “Rocío nunca falla en el Rocío” un texto queacompaña una foto en la que Rocío (Jurado) aparece en el Rocío (lo juro) acompañada por su familia (Ortega, los niños).

La desagradable que entrevista a Mari Trini, a la que le acaban de extirpar un riñón, en la consulta del médico. “Conversamos con la cantante en una de sus visitas al urólogo”, proclama la informadora, orgullosa. ¡La próxima vez, a lo peor se encarga de llevar personalmente la muestra de orina!

Diez Minutos
Para terminar, una pregunta. Veo las fotos de la luna de miel de Felipe y Letizia, ella con su melena, él con su cámara de fotos, siempre con su cámara de fotos, exactamente en la misma posición su cámara de fotos, a la vera del real sobaco su cámara de fotos, desde el día 1 de su viaje, y me pregunto: ¿Cómo hace el Príncipe para cambiarse de camisa sin quitarse la cámara de fotos? Peor aún: ¿sabe que en bable, cámara de fotos se dice paratu de afotiar?

Yo creo que dudas instaladas y verdades reveladas como éstas deben hacernos pensar sobre el futuro de la monarquía.



mlimon@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir