23 de marzo de 2007


Tiempos difíciles

Que no es ni por recordar a Charles Dickens ni por canturrear a la Massiel más comprometida...

Tiempos en los que un distribuidor como Enlace (Grupo 62) se desprende de todas aquellas editoriales que han atravesado con él un largo desierto de adaptaciones y problemas logísticos, aguantando carros y carretas, sólo para enterarse de que, al cabo, únicamente distribuirá a las que, tras la entrada en el accionariado de Planeta, pertenezcan a su órbita o le interesen de manera especialísima. Recordarán los lectores memoriosos que el pasado mes de agosto se anunció la incorporación de Planeta y Enciclopedia Catalana (con una participación del 30% cada uno), al accionariado de Grupo 62. Resultado: ahora hay varias editoriales en busca de distribuidor...

Tiempos también complejos del lado de Santillana, donde la reestructuración del grupo (cambian los organigramas, las editoriales deben adaptarse a la lógica del conglomerado mediático) y una auditoría (imprescindible para saber en qué punto, no necesariamente de lectura, estamos) obligarán antes o después a afrontar ajustes. Por cierto, según me cuentan, alguna editorial ha aprovechado los rumores (infundados, me aseguran) según los cuales Santillana estaría en venta para intentar hacerse con los derechos de alguna obra, sembrando dudas en el espíritu de quien negociaba esos derechos (tipo: ¿cómo vais a confiar en una editorial que está a punto de cambiar de manos?).

Tiempos, pues, difíciles. Pero, ¿cuáles no lo son?

Dentro de un mes...

Sant Jordi. Y San Jorge. En toda España, el Día del Libro. Y en Madrid, La noche de los libros (segunda edición, iniciativa del Gobierno regional. La primera fue un 20 de abril y fue así).

El día 23 del mes de las mil lluvias, las librerías madrileñas que lo deseen volverán a abrir sus puertas más allá de sus horarios habituales para que los lectores conozcan a los autores al son que toquen los músicos que los organizadores ponen a disposición de los libreros (llegados a este punto, pueden respirar).

Curiosamente, me dicen, no hay editores entre los convocados... Pero, ¿no celebramos el libro? ¿Y quién hace el libro?

Parecen pescadores

Porque tienen fama de exagerados. Pero es que en todas partes cuecen habas. Vean, si no me creen, este recorte que me manda un lector. A alguien se le ha ido la mano...

El pobre Antoine debió acabar con las posaderas como un tambor de Calanda.

Hay un SMS para ti

Daniel Aldaya (Pamplona, 1976), autor del poemario Inventario de panes y peces (2003), publica estos días SMS (Calambur), que obtuvo el Premio de Géneros Literarios en los Encuentros de Jóvenes Artistas, 2005, en Navarra. No es su primer reconocimiento, puesto que es Premio Francisco Ynduráin de las Letras para Escritores Jóvenes y Premio a la Creación Literaria de Navarra, también Primer premio ex aequo en el IV Concurso de Poesía El libro, mención de Honor en el María del Villar, concurso de Poesía Joven de Alzira, y ha sido seleccionado con otros autores en el Ciudad de Getafe. Eso, por hablar sólo de poesía...

Porque lo que lo trae a esta página es precisamente su poesía adaptada a los nuevos tiempos, y dedicada (es una suposición mía, aunque quizá no ande muy desencaminada) a quienes creen que el teléfono móvil no tiene fuerza literaria.

L AUTOR NVIA 1 SMS

Kriño
bien sabs
q no alknzo la altura
de 1 adosado cn vistas al mar
xo prometo
adosarm xa siempre
a tu metro setnta d ojos oceanicos


L Q AVISA NO S TRAIDOR

Sta manera tuya
çd leerm n voz alta
pued akbar n boda


CNCURSO LITERARIO

Nvia 1 sms urgnt
cn l txto "Julieta dormida"
al mvil d Romeo
y asi evitars q se suicid x amor

Sirva lo expuesto como muestra de que poesía es... cualquier cosa, todo aquello que deseemos que lo sea. Pero, por favor, que nadie lo utilice como argumento en favor de la utilización de los móviles en los aviones.

Explorador en tierra inhóspita

Decía Manuel de la Fuente en su crónica de ABC:

Ciento veinticuatro mil entradas en google (Internet es un territorio muy frecuentado y densamente poblado por los devotos de la literatura fantástica) avalan la trayectoria de Artur Balder (Alicante, 1974), un joven autor cuyo nombre y cuyo trabajo empieza a descollar en un género no demasiado transitado por los escritores españoles.

Y es verdad que el alicantino se pasea por tierras que no aparecen en las guías de viajes de nuestros escritores más conocidos. Hace unos días presentó Curdy y la cámara de los Lores (Montena/Mondadori), y con tal motivo recibí una Carta para "posibles iniciados" que me animó a charlar con él...

¿Qué hay que aceptar, o en qué hay que creer, para entrar en el mundo cuyas puertas nos abre?

No hay que creer en nada concreto, en todo caso estar dispuesto a aceptar otras hipótesis y tener cierta imaginación, o permanecer en contacto con nuestro yo adolescente. En Curdy y la Cámara de los Lores a historia tal y como la conocemos puede convertirse en una puerta abierta a un relato fantástico. Los templarios ya estaban en marcha en el año 1099, e Inglaterra era un paisaje idóneo para salir a correr mundo en busca de aventuras.

Dice: "no solo es una obra juvenil, sino que trata sobre valores eternos que afectan por igual a los lectores de todas las edades". ¿Es una manera de ampliar su público? ¿O se trata quizás de otra cosa?

Curdy y la cámara de los lores pretende en primer lugar ser una lectura ágil que avanza con fluidez una vez superada la introducción, y por otro lado trata de recurrir a valores más profundos, que podríamos calificar de universales, con los que no sólo atrapar el interés del lector sino también permitirle acceder a una cierta profundidad. Creo que a día de hoy la expresión literatura juvenil o fantástica, aplicada a este libro, es casi un convencionalismo, el resultado es un tipo de literatura capaz de llegar a un amplio sector del público adulto. la problemática de la religión en la Edad Media, la intriga histórica o el thriller medieval son sanas influencias con las que el género fantástico puede ganar mucho y crecer ante el público.

Quienes se dirigen a un público joven, ¿están en la obligación de hacer de sus obras algo moralmente aceptable?

Creo que las historias narradas deben ser independientes de lo que se espera de ellas, teniendo así la oportunidad de sorprender al lector. No hay nada más importante que concederle a un relato la virtud de ser original y de plantear, a su vez, hipótises políticamente incorrectas que pueden ejemplificar con mayor acierto los problemas propios de la juventud y que permanecen en nosotros toda la vida. Curdy llega a quedarse absolutamente solo en un momento de la historia, y creo que eso es lo más importante del libro. el momento en el que los únicos que creen en el personaje son los lectores, convertidos en sus verdaderos cómplices. Para ello es necesario que Curdy se equivoque, que sea un antihéroe capaz de remontar el vuelo desde situaciones incluso moralmente reprobables.

¿Qué libertades le da y a qué compromisos le obliga el situar la novela en el Medioevo?

Libertades todas las que mi imaginación pueda plantearme, pero me somete a un conocimiento del medio. No habría querido una obra plagada de gazapos históricos. He procurado que todo correspondiese con la historia, aunque las licencias hayan sido de unos pocos años en el caso de los templarios, pues se supone que la Orden del temple fue fundada en 1118, y en el libro estamos en 1099. Pero pienso que Godofredo de Bouillon es un personaje con la suficiente credibilidad histórica como para permitirle crear de modo secreto una orden cuyo objetivo final era desesterrar el sanctasanctórum del templo de Salomón, y asumir el poder del Santo Grial. Otro aspecto que he extrapolado es el de la Inquisición llevada a cabo por los normandos en los reinos ingleses: fue una inquisición "material", con la que trataron de realizar un inventario de sus nuevas propiedades, pero me ofrecía un marco idóneo para ocultar las intenciones de lores que se consideraban superiores y que practicaban un "racismo mágico" sobre los alquimistas de las casas inferiores anglosajonas.

Sin embargo, es cierto que la catedral normanda de Old Sarum fue una de las más poderosas de su tiempo, ordenada construir por Guillermo el Conquistador, y efectivamente sucumbió por aquellos años en medio de un gran incendio y por causas no del todo esclarecidas..

Se confiesa fan de Tolkien...

Siempre me gustó su capacidad para darle al género fantástico una gran credibilidad. Su fantasía es creíble, calcula la luz y el clima para ser coherente. Eso me gustaba y ha permanecido en mis libros convertido en el intento por crear un mundo coherente en su transcurso. Cuando la literatura fantástica tiene implicaciones filosóficas, además de efectos especiales y trepidantes aventuras, entonces es capaz de ser aceptada y disfrutada por un público mucho mayor.

Y es pintor... Y crítico musical. ¿Qué le aportan esas otras artes a la hora de escribir?

La pintura revela mi pasión por la imagen, con lo que mis narraciones son amenudo bastante visuales. Creo que los efectos especiales al leer un libro son mucho mejores que en las películas. Por otro lado, crítico musical fui solo porque había estudiado música a fondo en el Conservatorio, donde la rama que realmente me apasionaba era la composición. De modo que el estudio de la música a ese nivel me dio sobretodo un sentido de la forma y de la estructura que en cierto modo se parece, en su esencia abstracta, al desarrollo de una novela. La forma musical aborda el tema de la disposición en el tiempo de los temas centrales que después se transforman y que al final dan lugar a un clímax: esto es muy parecido en la estructura de la novela, donde los temas son personajes y la instrumentación recuerda a la intensidad con la que los personajes se desarrollan.

Literatura infantil y juvenil es... (rellene, por favor, los puntos suspensivos.

...escribir para gente joven, aunque tenga 14, 24, 38, 65 ó 92 años de edad. Conservar nuestro yo adolescente o una parte del niño que llevamos dentro, y estar en contacto con esa parte de nosotros, nos mantiene jóvenes durante toda la vida. Es algo que merece la pena.

Pueden encontrar a Curdy pinchando aquí.


Acuse de recibo



L. Clarke
La guerra de
Troya

La Esfera

 


E. Pita
El bello oficio de
hacerse viejo

Aguilar

Entrevistas a
Iñaki Gabilondo,
Lluís Llach,
Juan Diego,
Albert Boadella,
José Bono,
Víctor Ullate
y Adolfo Domínguez.


E. Balasch
La Virgen de
la mosca

Suma

 


M. Lérmontov
Un héroe de
nuestro tiempo

Nórdica

Prólogo de
Vladimir Nabokov.
Si desea comprar alguno de los libros que se muestran en esta sección,
acuda a la la librería de LA CASA DEL LIBRO en nuestro Centro Comercial.
Así nos ayudará a mantener Divertinajes.com en la red.
¡Gracias!


eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir