19 de enero de 2007


Yo los vi primero

Nada más lejos de mi intención que atribuirme méritos que no son míos, aunque me permitirán (una es vanidosa, y de Zaragoza) que me alegre y me enorgullezca (lo primero ilimitadamente, lo segundo de manera contenida) por sus éxitos...

Me refiero a «las pequeñas», esas editoriales de pocos años y que en el Percentil del volumen de negocio no llegarían ni al 5% (¡qué digo!) de lo que mueven las grandes pero que, en los últimos tiempos, andan revigorizando el apoltronado mercado y pisando, aun sin querer, algún callo venerable.

Al grano: del nacimiento de muchas de ellas dimos noticia en estas páginas antes de que otros medios de más difusión se hicieran eco, en el convencimiento de que son algo más que un vivero, algo diferente a las «categorías inferiores» que alimentan las plantillas de los grandes. Y ahora, pasado el tiempo, cuando incluso los habitantes de El País de Babelia se rinden ante su pujanza, queremos festejar lo hecho y analizar lo por venir.

Por lo cual, se hace saber que los próximos días 6, 7 y 8 de febrero, bajo los auspicios de Divertinajes.com y en FNAC Callao Madrid, celebraremos unas jornadas en las que esos editores serán protagonistas. La semana que viene les/os daremos más detalles de las tres citas, en las que no sé si estarán todos los que son pero si serán todos los que están. Y a las que quedan/quedáis todos: editores, autores, agentes y, por supuestos, lectores, formalmente invitados.

Haciendo Malabares

Lleva Luis García Prado tiempo (cuatro años ya) empeñado en publicar libros fantásticos primero, tiempo en el que su editorial, Bibliópolis, ha tenido ya sus best e incluso sus long sellers (La saga de Geralt de Rivia, de Andrzej Sapkowski, es la muestra). Hace algunos meses, se animó a abrir una línea Histórica, y los resultados (Ángeles Asesinos, de Michael Shaara, es la prueba) parecen acompañarle. Pero es sabido que los hay que no paran, ni se acomodan.

Por eso, García Prado está a punto de sacar una tercera línea, Malabares, que bien podríamos llamar «de narrativa general», con formato más pequeño, más compacto, del utilizado hasta ahora, y en la que apuesta por una literatura más realista aunque no renuncia a las pinceladas fantásticas. La apuesta comienza con libros de
Philip K. Dick, Walter Mosley y Lisa Goldstein

Del primero, autor celebrado esencialmente por ¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?, la novela que inspiró Blade Runner, recupera la media docena de obras que escribió antes de su conversión en un must de la ciencia ficción y que sólo se publicaron tras su muertes, textos en los que recupera la California de mediados de los 50 que fue la suya y que, lejos de ser pruebas de un autor que busca su senda, nos revelan a un autor ambicioso y de amplias perspectivas amplias. La recuperación de esa etapa comienza con En busca de Milton Lumky, y seguirá con la edición de una novela al año.

De Mosley, conocido entre nosotros sobre todo como autor de novela negra, Malabares nos propone Luz azul, ambientada allí donde el escritor siempre ambienta sus novelas aunque, a diferencia de lo que sucede en las policíacas-realistas, aquí sucede algo fantástico...

Y de Goldstein podremos leer una novela que en inglés se titula The Red Magician, que aún no tiene título en castellano, y que recoge las memorias de su abuela en un pueblo judío centroeuropeo en el que todo es paz, hasta que Hitler decide cambiar el curso de la historia.

No nos queda más que desear que estos juegos literarios y Malabares salgan como su impulsor desea. Suerte.

Cambio de registro

Cuentan de (creo no equivocarme) César González Ruano que cuando alguien le presentaba como periodista y escritor, él reaccionaba diciendo que ambas cosas son lo mismo...

No sé si es ése el precedente al que se acogió Fernando Sánchez Dragó cuando aceptó lo que TeleMadrid le proponía: presentar el informativo de la noche. Un reto que aceptó, que asume en pantalla desde el día 29, y para el que me dicen que en un tris estuvo de ser acompañado por Ángela Vallvey. Pudo, digo, porque al final la escritora, no sé si periodista aunque sí tertuliana, no quiso o no pudo aceptar lo que se le proponía.

¿Abandonará Sánchez Dragó Las noches blancas, su programa de libros en la misma cadena? No. Presentará el informativo de lunes a jueves y los viernes será una periodista la que se haga cargo de una edición reducida tras la cual se emitirá el espacio literario.

Vaya par de dos

Va José Antonio Marina promocionando un libro del que hablamos aquí hace unas semanas, La revolución de las mujeres, al tiempo que publicita otro, Anatomía del miedo, también recién salido del horno. Incontinente y pertinente, Marina anda metido en otro fregado: dotar de contenidos a esa asignatura que tantos denuestan, Educación para la ciudadanía... aunque ésa es harina para otros costales.

Está Nativel Preciado a punto de sacar novela (finales de marzo, principios de abril) y cada día un paso más cerca de hacer realidad un sueño: dedicarse a la escritura a tiempo completo.

Y ambos, Marina y Preciado, trabajan además en un libro que, como saben, no será su primera colaboración. Tras Hablemos de la vida, hablarán del poder. Aunque vistos calendario y agenda, yo les propondría que nos hablaran de la gestión del tiempo porque, sospecho, han encontrado el secreto de la eficiencia y no lo quieren compartir...

Abundancia

Hablando de calendarios. Recibo el Avance de novedades de Planeta, Bronce y Emecé. Y anoto en mi agenda, y en rojo-avalancha, el día 27 de febrero. Ese martes, las tres editoriales publicarán (previstos de momento): Beirut, la amante en guerra, de Maruja Torres; La historia oculta del Mundo, de Paul H. Koch; La venganza de la Tierra, de James Lovelock; Barreiros, de Hugh Thomas; Cuatro poetas en guerra, de Ian Gibson; La vida sexual de Silvia T, de Silvia Tortosa; El evangelio de Judas, de César Vidal; y una nueva edición de El extranjero, de Camus. Ocho libros en un día. Ya podemos preparar dosis extra de colirios.

Aclaración, no sé si necesaria: el Barreiros del hispanista Thomas es, efectivamente, don Eduardo, el empresario franquista. Y Silvia T. es, sí, Silvia Tortosa, la actriz, que nos cuenta (en fin...) lo suyo.





Acuse de recibo



S. Paretsky
Lista negra
Suma

El nuevo caso de
V.I. Warshawski.


J. Lorrain
Monsieur de
Bougrelon

Cabaret Voltaire

Un retrato fin de siècle:
muy cerca del
Des Esseintes de
Huysmans.


J.Á. Martos
(coor.)

Faraón
Aguilar

Vida y misterios de
los más fascinantes
reyes y reinas
de Egipto


F. Fellini
Les cuento de mí
Sexto Piso

Conversaciones con
Carlo Constantini
Si desea comprar alguno de los libros que se muestran en esta sección,
acuda a la la librería de LA CASA DEL LIBRO en nuestro Centro Comercial.
Así nos ayudará a mantener Divertinajes.com en la red.
¡Gracias!




eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir