20 de octubre de 2006


Maneras de afrontar el futuro

No es una última hora, lo sé. Álvaro Pombo ha ganado el Planeta. Y Jorge Bucay, el Torrevieja. Lo único que une a los dos escritores (la polisemia de esta palabra no deja de asombrarme) es su condición de hombres de letras y de merecedores de galardones económicamente bien dotados. También que incluso sin saberlo, o sin quererlo, expresan formas bien distintas de salir de las crisis... me refiero, claro, a las crisis derivadas de lo ocurrido en los premios del año pasado, no hace falta que lo recuerde, cuando Marsé en Barcelona y Caballero Bonald en la costa alicantina cuestionaron la calidad de las obras entonces seleccionadas.

Planeta opta por un autor consagrado, académico por más señas, cuyo último libro (en Anagrama. Por cierto, que el domingo planetario Jorge Herralde volaba de la Ciudad Condal a Madrid, quizá para huir de la "traición" varias veces repetida: no es el primero de los suyos que corre detrás del suculento cheque) fue un éxito de crítica y que, aunque no vende como debiera, es tan simpático que hará una promoción estupenda. Plaza apuesta por un encantador de serpientes de dudosa calidad literaria pero capaz de colocar un tanga a un esquimal friolero.

Confiemos en que, al menos, los responsables del premio se hayan asegurado de que Bucay, que en su día admitió que "párrafos enteros" de su libro Shimriti habían sido "copiados sin apenas modificaciones" de un texto similar de la filósofa española Mónica Cavallé, les ha confiado una obra plenamente original. De lo contrario, la policía de Torrevieja podría tomar cartas en el asunto... ¡Brrrrr! En cuanto a Pombo, sólo decir que ahora sus amigos entienden por qué él, que habitualmente se toma su tiempo para dictar (sí, sí, dictar) sus libros, andaba en los últimos meses tan ocupado y tan misterioso. Razones tenía. Varios millones.

Llega Manu

No dispongo todavía de una foto suya, pero va a ser el protagonista de los primeros títulos de una nueva editorial, Topka, que inicia su andaduda dentro de nada.

Su impulsora, Lucía Moreno, autora además de los textos, se lanza a esta aventura tras constatar que no hay libros infantiles adecuados para los niños "diferentes", es decir, aquellos pertenecientes a razas y culturas minoritarias, niños minusválidos o miembros de familias no convencionales (divorciadas, monoparentales, adoptivas, reconstituidas y homoparentales).

Constatado lo cual, se ha propuesto crear un imaginario en el que los protagonistas sean niños diversos, con familias diversas, y en que las historias giren en torno a los conflictos, situaciones y sueños que todos tenemos en común. Primero, para entretener a esos pequeños; después, para educar a todos en la diversidad, y ofrecer un medio en el que las personas pertenecientes a minorías sean protagonistas.

Los libros de Manu están destinados a los más-más pequeños, de 0 a 3 años, y son bilingües (español/inglés). Estamos deseando conocerle.

El rapto de las sabinas

Ya nada es lo que era, y los mitos son aún menos que nada.

Ustedes conocen la historia... En la Roma primitiva, cuando reinaba Rómulo, su fundador y primer rey, la falta de mujeres era un problema agobiante que azuzó el ingenio de los varones solteros. Los singles, que diríamos ahora... Para asegurar la continuidad de la ciudad, el monarca invitó a sus vecinos, los sabinos, a una fiesta. Cuando estaban todos bien a gustito, es decir, lo suficientemente bebidos como para no poder resistirse, Rómulo hizo una señal y los machotes romanos secuestraron a una sabina cada uno.

El pasado martes por la tarde, Divertinajes fue el primero en contarlo, Ediciones B envió a las librerías un correo electrónico que decía esto:

“Estimados amigos,

Les informamos que por orden judicial se ha ordenado la suspensión de la venta del título: SABINA EN CARNE VIVA ISBN 84-666-2872-X de JOAQUÍN SABINA. Por lo tanto les rogamos procedan a realizar en el plazo más breve posible la devolución de los ejemplares que tengan en su poder de dicho libro.

Les pedimos disculpas por los inconvenientes ocasionados.

Atentamente

Departamento Comercial”

El e-mail venía firmado por Chelo Ramos, EDB Comercial.

Ni que decir tiene que todo el mundo pensó lo que algunos aún no se quitan de la cabeza, y es que la cosa tenía que ver con el famoso chascarrillo de Doña Letizia. Pero pronto supimos que no, para nada.

El miércoles es decir, casi un día después de que las librerías recibieran la orden antedicha, llegaba a los medios de comunicación la explicación de lo sucedido:

SUSPENDIDA LA VENTA DE UN LIBRO SOBRE SABINA POR SUPUESTA COLISION ENTRE DOS EDITORIALES POR LOS DERECHOS DE LA OBRA

Ediciones B informa a los medios de comunicación que el Juzgado Mercantil número 1 de Barcelona ha dictado un auto de suspensión cautelar de la venta del libro "Yo también se jugarme la boca. Sabina en Carne Viva", de la que son autores Javier Menéndez Flores y Joaquín Sabina, al entender que puede haber una supuesta colisión sobre la titularidad de los derechos de este libro.

La demanda fue presentada el pasado 4 de septiembre por la editorial Random House Mondadori, editorial que considera que es ella la titular de los derechos de la obra sobre Joaquín Sabina.

Cumpliendo con la orden cautelar del juez, ediciones B ha informado de esta medida a sus distribuidores.

En esta ocasión, el firmante era Juan Pablo Portillo, del Departamento de Comunicación del Grupo Zeta.

Les imagino informados de los detalles, por lo que no voy a abundar en ellos. Supongo además que el asunto se solucionará de forma satisfactoria, y se aclarará quién tiene los derechos sobre qué. Simplemente me llama la atención que la orden judicial llegue cuando se habían vendido ya más de 60.000 copias del libro en cuestión... Y me pregunto (es ciencia ficción, lo sé, pero podría ser ciencia aflicción) qué pasaría si Sabina se viera obligado a abandonar B, a la que tantas alegrías ha dado en estos últimos años de zozobras...

Una curiosidad

Escribe un amigo de Divertinajes llamado José Carlos. Y dice que Cachuli es el mote "con que se apodaba a una saga de raqueros santanderinos, de la primera mitad del siglo. Así era conocido también, hasta su cierre a finales de los 50, el acomodador del Cine Popular Victoria de Santander. Era frecuente escuchar su nombre en la oscuridad durante cualquier sesión".

Gracias, José Carlos, por la explicación. ¿Tendrá noticia de esto Julián Muñoz? Yo por mi parte he aprendido que los raqueros son los que van al raque, siendo el raque el acto de recoger los objetos perdidos en las costas por algún naufragio o echazón. Nunca te acostarás sin saber... bueno, ya saben el resto.





Acuse de recibo



A. McCall Smith
Amigos, amor y
chocolate

Roca editorial

P, Abrahams
Olvido
Suma

R. Soto
Gina
Periférica

F. Augiéras
Domme o el
ensayo de
Ocupación

Sexto Piso




Si desea comprar alguno de los libros que se muestran en esta sección,
acuda a la la librería de LA CASA DEL LIBRO en nuestro Centro Comercial.
Así nos ayudará a mantener Divertinajes.com en la red.
¡Gracias!




eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir