2 de junio de 2006

Rumores, rumores

Confieso que he huido... de la Feria del Libro, digo. Al menos hasta ahora. Y no por gusto, sino porque el trabajo me tiene amarrada al duro banco. En fin, no quiero abusar de su paciencia, así que no les haré partícipes de mis miserias laborales... ¡con lo que me gusta quejarme!

Sí les diré, en cambio, que a pesar del alejamiento, me llegan rumores sobre un innegable malestar en el seno del Gremio de Libreros, que tiene que ver no ya con el en algún sitio comentado enfado de las editoriales a cuenta de quién es el dueño de la Feria (sí, los libreros, aunque la distribución de las casetas parezca indicar otra cosa), sino con el modo de actuar, excesivamente personalista, que tienen los máximos responsables de la organización.

Léase: se toman decisiones sin consultar, como sería preceptivo, con la totalidad de la Junta Directiva, que es por ejemplo la encargada de visar las cuentas de la Feria. O eso es al menos lo que lamentan los cuatro miembros de esa Junta que han presentado su dimisión. De momento, la cita del Retiro lo tapa todo, pero a buen seguro este asunto dará que hablar.

La mitad del cielo

Desde hace un tiempo, no hago otra cosa... «que pensar en ti», irrumpe Serrat. Pero no, o sí, pero no sólo. No hago otra cosa que ver iniciativas de mujeres por todas partes. Que si Fernández de la Vega organiza una cuchipanda femenil para la presidenta chilena, que si yo misma pertenezco a un club, el de las 25, cien por cien femenino (y feminista), que si Lumen recupera la narrativa de las mujeres que escribieron a caballo entre dos siglos, el XIX y el XX...

Viene esta reflexión previa a cuenta de la ampliación de horizontes de una editorial, Global Rhythm Press, que también pone acento femenino en sus libros. Hasta ahora conocida sobre todo por la edición de música y libros relacionados con la música (recientemente ha publicado por ejemplo Bob Dylan, el álbum 1956-1966, o Miles Davis, la biografía definitiva), hace algunos meses ya dio muestra de sus inquietudes al iniciar una colección de ensayo con dos títulos: Freud y los no europeos, de Edward Said, y La otra América: conversaciones con 20 voces de la disidencia, de Fiamma Arditi. Tienen además en marcha una colección de narrativa. Y ahorra arrancan su Biblioteca Palabra de Mujer, una idea de Julián Viñuales jr. aceptada con entusiasmo por Olivia de Miguel, directora de la colección. La pregunta, claro, es:

¿Por qué una colección dedicada a las mujeres?

«La pregunta es ambigua —me dice Olivia—. Si te refieres a que en la colección sólo habrá obras escritas por mujeres, las razones son múltiples y complejas de contestar, pero creo que es necesario un espacio que reúna la aportación del discurso de las mujeres al discurso humano común. El papel de la mujer en la historia cotidiana, sus modelos, sus derechos, su sexualidad, su cuerpo y seguramente también su modo de mirar el mundo son distintos. A mí me interesa la diversidad de esa mirada. Desde luego no es una colección dedicada a las mujeres en el sentido de que ése sea el público al que va dirigida. Las autoras de la colección son escritoras y “además”, mujeres. Espero y deseo que los hombres las lean y las disfruten».

Sabe Olivia que hay lectores de todo sexo, género y condición ávido por conocer, divertirse, descubrir voces nuevas y releer a las clásicas. Con ese fin, Palabra de Mujer se divide en dos subcolecciones: Victorianas y libertinas y Modernistas, modernas y beligerantes. Hilary Mantel, Julia O’Faolain y Colette serán algunas de las próximas autoras. De momento, ninguna española. «La Biblioteca es transversal en lo que se refiere a los géneros literarios, aunque me gustaría prestar especial atención a obras de ensayo y pensamiento. La nacionalidad no es una cuestión determinante, pero sí que me gustaría equilibrar la excesiva presencia de la literatura anglosajona y editar obras de autoras geográficamente cercanas, pero muy desconocidas. Por supuesto, habrá españolas».

Abren fuego...

... con Joan Didion, cuyo autobiográfico El año del pensamiento mágico ha traducido la propia De Miguel. Por cierto que el pasado mes de diciembre, Didion anunció que iba a escribir una obra basada en su libro, pensada para ser protagonizada por una sola actriz. El anuncio movilizó a Scott Rudin, productor en Broadway y a David Hare, que dirigirá la producción, cuya intérprete será Vanessa Redgrave. En The New York Times, Rubin dijo que Redgrave fue su primera y única opción: «en ningún momento hablamos de nadie más».

Universidad para mayores de 25 años

Podría hacer un pareado estúpido: las secuelas me vuelven locuela. Pero no lo voy a hacer... aunque ya lo he hecho. Y sería (es) a cuenta de una noticia publicada estos días: Charles Webb, autor de la novela (Home school) a partir de la cual se realizó El Graduado (1967), con Dustin Hoffmann y Anne Bancroft, ha decidido que la única manera de esquivar la ruina en la que se halla es... escribir la continuación de la obra, por la que Random House Mondadori le ofrece 30.000 libras, cerca de 44.000 euros, Mucho más, dicho sea de paso, de lo que cobró (20.500 euros, lo que su contrato estipulaba) por la adaptación cinematográfica de su obra, que generó unos 88 millones de euros en taquilla. ¿Qué fue de la señora Robinson? Lo sabremos en junio...

Un poco más tarde, nos enteraremos de qué fue de Peter Pan. Saben que su creador, James Barrie, cedió los derechos de la obra al Great Ormond Street Hospital, el cual convocó un concurso para ver quién escribía la continuación. Y también que la competición fue ganada por Geraldine MacCaughrean. Y quizá que Peter Pan in Scarlet será publicado el próximo 5 de octubre por la Oxford University Press.

Lo cierto es que el bueno de Peter ya ha tenido segundas partes y muchas vidas. Hagamos memoria, aunque sea parcial. En 1987, Gilbert Adair publicó Peter Pan and the only children, en la que puso al personaje a vivir con un nuevo grupo de "niños perdidos" que habita las profundidades del océano, a donde llevan a los chicos que caen de los barcos. En 2001, J.E. Somma nos ofreció Después de la lluvia: una nueva aventura para Peter Pan, ambientada en nuestros días y con un Pete que aprende que crecer no es tan malo... Y en 2004, Hyperion Books Peter y los cazadores de estrellas, de Dave Barry y Ridley Pearson, precuela no oficial de la historia de Pete y Wendy.

Y luego, claro, está el cine. Además de la película en la que Johnny Depp encarnaba al propio Barrie, está el inolvidable clásico de Walt Disney, de 1953, que tuvo su secuela en 2002: Regreso a Nuncajamás, en la cual la hija de Wendy, Jane, se relaciona con Peter Pan y que sus inspiradores ambientaron en la Segunda Guera Mundial, durante el bombardeo a Londres de 1940 y 1941.

Y en 1991, Steven Spielberg, que no deja charco sin pisar, nos presentó en Hook a un Peter Pan adulto, Robin Williams, al que una seductora Campanilla (Julia Roberts) convence para que vuelva al país de Nuncajamás para enfrentarse al Capitán Garfio, interpretado por... el graduado Dustin Hoffmann.



Acuse de Recibo



B. Magro
En primera
línea

Roca Editorial

L. Fdez. Bueno
J. Guijarro

Rex Mundi
Aguilar
Prólogo de
Juan Antonio Cebrián

K. Mann
El condenado a vivir
El Nadir

Z. Valdés
Bailar con la
vida

Planeta




Si desea comprar alguno de los libros que se muestran en esta sección,
acuda a la la librería de LA CASA DEL LIBRO en nuestro Centro Comercial.
Así nos ayudará a mantener Divertinajes.com en la red.
¡Gracias!




eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir