26 de mayo de 2006

Días de libros y otras cosas

Hace algo más de un mes, los medios de comunicación se hicieron eco del lanzamiento de una nueva casa de libros. Y todos cuantos se hacían lenguas de ese bautizo parecían coincidir en una cosa: la solvencia editorial de Katz editores venía garantizada por su máximo responsable, Alejandro Katz, veterano del Fondo de Cultura Económica que se independizaba, y de qué manera.

Las reseñas hablaban de un sello consagrado al estudio y comprensión de los problemas de la sociedad y cultura contemporáneas, que aspiraba a destacar por la calidad y rigor de las ediciones, del que llamaba la atención la sobriedad de su diseño (juzguen ustedes mismos con la portada de Castoradis que reproduzco a la derecha) y que, para empezar, anunciaba la publicación de cuarenta obras al año: ciencias políticas, sociología, filosofía, estudios culturales, filosofía del derecho comunicaciones y ciencias. En el catálogo inaugural aparecían los nombres de R. Chartier, C. Offe, M. Nussbaum, S. Benhabib, H. Frankfurt, L. Strauss, N. Bolz y R. Esposito entre otros.

Han pasado las semanas y he querido saber algo más sobre tan singular empeño editorial. Para empezar, sobre los motivos que un editor puede tener para dar un salto así... «Yo no diría que se trata de un salto sino más bien de un tránsito —matiza Alejandro Katz—, y que ese tránsito obedece a múltiples razones. Por una parte, diferencias estratégicas con la actual dirección del Fondo de Cultura Económica, y diferencias, por llamarlas de algún modo, de estilo. Por otro, la impresión de que las inercias de una empresa tan grande como el Fondo, si bien favorecía muchas de las decisiones editoriales, dificultaba también la implementación de otras».

Parece evidente que ser su propio jefe (dice Buenafuente que esa expresión, «soy mi propio jefe», es una memez solemne. Quizá habría que presentarle a Katz...) tiene sus ventajas. «Creemos —afirma— que cada uno de los títulos que publicamos debe estar disponible en nuestro idioma, para nuestro público. Pero también es importante, para nosotros, el modo en que las diversas obras se articulan entre sí, el modo en que se establecen afinidades y refutaciones, diálogos entre ellas y de ellas con nuestros lectores. No podría, no obstante, explicar con precisión cómo opera la infinita cantidad de procesos mentales (que involucran desde los afectos y las imágenes primigenias hasta la especulación económica y financiera) que conducen a seleccionar uno y no otro libro».

Por fin, la duda que me corroe. ¿Por qué no hay autores españoles en su catálogo? «De hecho —puntualiza—, todavía no hay autores del idioma. Nuestro proyecto nos exigía un volumen de producción importante para el primer año de actividades, pues aspirábamos a presentar al público cuarenta títulos. Por razones de programación, y de acceso a los contenidos, decidimos comenzar traduciendo, pero a partir del próximo año los autores españoles (en verdad, los autores de nuestro idioma) integrarán nuestro catálogo. De hecho, quisiera aprovechar esta ocasión para invitar a los autores españoles a vincularse con nosotros: creemos que podemos hacer muy bien las cosas junto con ellos».

Si sale algún libro de este llamamiento, me corresponde el 10%. Creo...

Estamos de Feria

Cuando ustedes lean estas líneas, la Feria del Libro de Madrid habrá ya abierto sus puertas. La proximidad de la cita se percibía días atrás no ya gracias al calendario, implacable, sino al agobio: si hablabas con libreros, tenían sus librerías llenas de cajas. «Para la feria...», decían. Si la conversación era con responsables de prensa de editoriales, no dejaban de contestar al móvil. «Es que traemos a Fulanito, a Menganita y a Zutanito...»

Es mucho lo que se juegan unos y otros en estas dos semanas largas de convocatoria. Y todos aprovechan el escaparate. Pero déjenme hablar sólo de los más pequeños.

Por un lado, del Grupo Bibliodiversidad que por sexto año consecutivo estará presente en el Retiro. Si es usted de los que piensa acercarse a la Feria, sepa que los encontrará en la «Calle de la Bibliodiversidad», que aglutina 33 casetas (de la 266 a la 303) en la que están representados 36 editores independientes del grupo.

Por otro, las Librerías Independientes Asociadas (LEA) emitieron un comunicado denunciando que la relación entre los costes de participación y los márgenes es totalmente desproporcionada y, obviamente perjudica a las librerías frente a las distribuidoras y las editoriales que también acuden a la Feria. Recuerdan que las librerías se mueven en un margen inferior al 25%, mientras que las editoriales puede obtener hasta el 65%. Por eso, para situarlas en un plano de mayor igualdad, piden a la organización de la Feria del Libro que rebaje las tarifas que aplica a los más pequeños.

La Semana negra a punto de caramelo

Oh, sí, falta aún tiempo pero Paco Ignacio Taibo II, autoproclamado «Divertido Director» de la cita gijonesa anda ya arengando a las tropas, y este Círculo quería iluminar algunos detalles de la edición de este año. Por ejemplo, una novedad: la presencia de la literatura gótica con Norberto Romero, Juan Antonio Molina Foix, Enrique Torres Oliver, Pilar Pedraza y Alejandro Pérez Prat. Además, como no quieren que esta relación sea flor de un día, la Semana Negra lanza un premio, El Golem (3 mil euros) con la colaboración de la editorial Valdemar y el ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

Lo fundamental: 35 librerías, más de 150 autores invitados en cuatro grandes géneros literarios: Novela negra, ciencia ficción, cómic, novela histórica, más intervenciones poéticas y un gran espacio dedicado a la Guerra Civil. Lo de la contienda fratricida es casi obligatorio, estando en el año que vivimos: la originalidad radicará en el punto de vista.

De momento, gracias a autores facedores de ucronías, en Gijón se hablará de la guerra que perdieron las tropas de Franco. Participarán, entre otros, Javier Negrete, Juan Miguel Aguilera, Rafael Marín, Eduardo Vaquerizo, Pedro Pablo May, David Soriano, José del Valle, Ramón Muñoz y Santiago Eximeno...

La exposición central de cómic será una de las más significativas muestras sobre la G.C., gracias a los trabajos de Víctor Mora, Annie Goetzinger, Antonio Parras, Alfonso Font, Vittorio Giardino, Jorge García, Marchante...

Y luego acudirán autores que han escrito sobre la cuestión: Juan Eslava Galán, Fernando Marías, Benjamín Prado, Ramón Pernas, Ramón Chao, Jorge Martínez Reverte, Francisco Galván, Eduardo Pons Prades...

La organización se ha embarcado, además, en una operación especial merced a la cual editará y regalará una biografía de Belarmino Tomás, el último presidente de la Asturias republicana, realizada por su nieto, Jorge Belarmino Fernández Tomás, expresamente para la Semana Negra. Habrá documentales: uno de Benito Taibo sobre el Exilio español en México, otro de Martínez Reverte y Hernández Cava sobre la Batalla del Ebro, y otro más de Jean Ortiz: Espejo Rojo. Prieto de coherencia, de la contienda se ocupará también el festival de Fotoperiodismo que dirige Javier Bauluz. El libro Pepsi-Semana Negra, otro regalo, será variaciones sobre Guernika; en él colaboran Pino Cacucci, Bruno Arpaia, D´israeli, Ken Nimura, Ammeziane, Javi Olivares, Mateo Sagasta, José Ángel Mañas...

Por Gijón pasarán además, entre otros muchos, Tariq Alí, Joe Haldeman, Barry Eisler, Jacques Tardi, Carlo Lucarelli, Ignacio Martínez de Pisón, Santiago Roncagliolo, Patrick Rambaud, Isaac Rosa, José Ovejero, Mariano Sánchez Soler, Craig Russel, Juan Gómez Jurado, José Carlos Somoza, Lorenzo Silva, Andreu Martín...

En fin. Una Semana como el buen café: negra y bien cargada.

Lectores animosos

Y descarados, dichos sea con toda mi admiración. Me llega un correo electrónico que reproduzco tal cual:

Me es grato hacerle llegar una reseña informativa sobre mi novela Conspiración y la portada de la misma, con el fin de que pueda informar de esta publicación en la sección «Círculo de Iluminación».
También se puede ampliar información en el enlace: http://www.primeravistalibros.com/fichaLibro.jsp?codigo=2060

Entro, y leo:

Ya está disponible en el mercado la novela de Jaime Nava Rueda Conspiración, un apasionante thriller político y de espionaje que nos acerca al fascinante mundo de las elecciones presidenciales norteamericanas, las conspiraciones y los riesgos de un mundo azotado por el terrorismo y las amenazas de países inestables.
Una intriga de espionaje al más alto nivel que trata de salvar el mundo de una catástrofe en una carrera contrarreloj que no deja un minuto pata tomar aliento. Personajes al límite luchan contra los acontecimientos o para escribir el destino de los Estados Unidos.
La novela ha sido editada por Sánchez & Sierra Editores, y los compradores pueden hacer sus pedidos en su librería habitual.

Jaime Nava Rueda: ojalá que le vaya bonito. Y no deje de enviarme noticias sobre sus libros siempre que lo desee.


Acuse de Recibo



M. Shaara
Ángeles asesinos
Bibliópolis
¡Nueva colección!
Novela histórica

L. Sterne
Viaje
sentimental

Funambulista
¡Nueva colección!
Grandes clásicos

J. Montejo
Eva desnuda
Edaf

G. Bolívar
Moreno

Sin tetas no hay
paraíso

El tercer nombre
¡Nueva colección!
Nombre latino




Si desea comprar alguno de los libros que se muestran en esta sección,
acuda a la la librería de LA CASA DEL LIBRO en nuestro Centro Comercial.
Así nos ayudará a mantener Divertinajes.com en la red.
¡Gracias!




eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir