19 de mayo de 2006

G.K. en la ciudadela

Decía Gilbert Keith Chesterton que «No hay cosas sin interés. Tan sólo personas incapaces de interesarse». No pertenecía él a esta clase. Acerado polemista, ilustrador ocasional (iluminó algunos de los libros de su amigo Hillaire Belloc), es sobre todo conocido como autor de El hombre que fue Jueves (la exaltación de la paradoja: versa sobre una conspiración anarquista en la cual todos los implicados son policías infiltrados), El Napoleón de Notting Hill o la serie sobre el padre Brown. También escribió las biografías de Dickens, Blake, Robert Browning, Chaucer y George Bernard Shaw, así como una Autobiografía en la que, entre otras y sustanciosas cosas, asegura que en secundaria, cuando andaba sobrado de «dudas, morbos y tentaciones», el agnóstico a tiempo completo que era se decidió a participar en reuniones para iniciados en ocultismo...

Ahora, Ciudadela publica el libro que les muestro a la derecha, y Luisa Moreno, responsable de comunicación de la editorial, me comenta que es la primera vez que este ensayo se publica en español de forma independiente, es decir, fuera de la recopilación de sus Obras Completas, que fue editada en la década de los 60 en España. «Destaca —me cuenta— la agudeza que muestra el autor a la hora de identificar los problemas que aquejan a la sociedad de entonces, su enorme sentido común a la hora de analizarlos y, lo más llamativo quizá sea que, a pesar de estar escrita hace casi 100 años, trata temas que la sociedad actual todavía no ha sido capaz dar por resueltos (feminismo, educación de los hijos,...). Todo esto con el peculiar sentido del humor y estilo que le hacen inconfundible».

Desde luego, no se puede decir que don G.K. fuera un hombre despreocupado por lo que a su alrededor sucedía. Ni que en España no hayamos sabido apreciar el valor de su obra... Un botón que vale de muestra: ya Miguel de Unamuno prologó la traducción de Sobre el concepto de la barbarie, trabajo concebido para desnudar aquellas ideologías que racionalizan o justifican las guerras de exterminio, el afán de un pueblo por acabar con otro. Y en 1926, la Residencia de Estudiantes le invitó a dar una conferencia sobre la que Ramiro de Maeztu escribió un artículo que la Revista Archipiélago recupero en su número 65, dedicado al escritor y prieto de chestertonianos convictos y confesos: Savater, Juan Bonilla, José María Guelbenzu, Manuel Hidalgo, Antonio Orejudo... Pepín Bello, que asistió a esa charla, recordaba así al británico, uno de los personajes relevantes que pasó por esa institución: «Casi el que más gracia nos hizo fue Chesterton, porque era un poco borrachuzo, con sus lentes, su panza. Se marchaba a tomar sus cervezas a Madrid».

En fin. «Chesterton —concluye Luisa Moreno— es uno de los autores de referencia para nuestra editorial, aunque ya está publicado prácticamente todo lo suyo en español. Esta es una de las pocas obras que quedan». Pues que vengan todas.

El Círculo se adelanta

Hace algún tiempo comentamos ya que este 2006 se conmemora el centenario de Dino Buzzati (1906-1972), celebración que en España tiene de momento tres adalides: Javier Santillán, que está recuperando la obra del italiano en Gadir; Luis Mateo Díez y Juan Bonilla.

Estos dos últimos han aceptado ser los padrinos del centenario que Gadir no piensa dejar de recordar/nos. El primero se confiesa enamorado total de la obra de Buzatti, y tiene a El desierto de los tártaros como una de las obras fundamentales del siglo XX. El segundo es buzattiano, a la par que (lo dijimos en la iluminación anterior) chestertoniano.

"El próximo martes, los tres ofrecerán una rueda de prensa para homenajear al autor. También para anunciar los planes editoriales que Santillán tiene para quien, quizá contra todo pronóstico, se ha convertido en uno de sus best y long sellers. Entre otras iniciativas está la de publicar Poema a fumetti (Poema en viñetas), una novela gráfica inédita en español. Por si hace falta precisarlo, Buzatti es el autor tanto del texto como de los dibujos. Porque él, en realidad, se consideraba víctima de una equivocación: todos le tenían por hombre de letras cuando, en realidad, él se creía artista plástico.

«Il fatto è questo: io mi trovo vittima di un crudele equivoco. Sono un pittore il quale per hobby, durante un periodo purtroppo alquanto prolungato, ha fatto anche lo scrittore e il giornalista. Il mondo invece crede che sia viceversa e le mie pitture non le può prendere sul serio.

»Intendiamoci bene. Non intendo fare la vittima. Non voglio recitare la sgradevole parte di incompreso. So stare al gioco. E riconosco pure che il mondo cane alla fine non commette ingiustizie. E so benissimo che il mio gigantesco talento di pittore avrà un giorno il suo riconoscimento. Al Louvre, alla National Gallery, al Museum of Modern Art, al Modern Kunst Institut, a Valle Giulia, state pure tranquilli, c'è già un posto per me. Ma, per ottenere questo, bisogna che io prima defunga. Mi rendo conto della situazione. E mi rassegno».

No queremos chafar la novedad, pero sí deleitarles con un adelanto: encontrarán las primeras páginas de la obra (en italiano) si pinchan aquí.

Antes de la Feria, el libro se va de Expo

Comienza hoy y en Washington BookExpo America, cita a la que asisten «más de 50 empresas españolas», según afirma la nota de prensa (¿51 tal vez?), reunidas en un Pabellón Informativo ICEX-FGEE (léase: Instituto Español de Comercio Exterior y Federación de Gremios de Editores de España). La promoción del libro español —sigo leyendo— es el objetivo principal, «así como aumentar la presencia del sector editorial español en el país norteamericano, el segundo del mundo en número de hispanohablantes, tan sólo por detrás de México. EE.UU. es considerado por las empresas españolas en general y por el sector editorial, en particular, como país prioritario, debido a la importancia económica y cultural del mercado norteamericano, y a su dimensión y poder adquisitivo».

La feria se enmarca dentro del Plan de promoción del libro español, denominado «American Read Spanish» que ha comenzado a desarrollarse este año. El principal objetivo del Plan consiste en incrementar en más del 20% las cifras de ventas de libros en español durante los próximos tres años, gracias al gran potencial que se ha detectado en tres áreas: librerías, secciones de español de las bibliotecas estadounidenses y centros de enseñanza para el aprendizaje del español como segunda lengua.

Parte fundamental de ese plan es un portal del libro español en Internet que abre la puerta a la oferta de las editoriales españolas.

No quiero abrumarles, pero ahí van los datos que importan:

- El mercado del libro en español en Estados Unidos crecerá en los próximos años un 6% anual, el doble que la media de todo el sector del libro en este país (3% anual), según las previsiones del estudio de mercado promovido por el ICEX y la FGEE.

- Las autoridades españolas esperan que el sector editorial español supere ese 6% de crecimiento anual gracias al Plan del Libro en Español en Estados Unidos, cuya dotación inicial será de 600.000 euros cofinanciados por el ICEX y la FGEE.

- La cifra de exportación de libros españoles a Estados Unidos alcanzó 18,3 millones de euros en 2005, según la federación Española de Cámaras del Libro (FEDECALI) lo que supone un descenso del 10% respecto al año anterior (20,4 millones). Dicho descenso se debe, en parte, al impacto del tipo de cambio euro-dólar en proceso de ajuste desde 2001.

- En el primer trimestre de 2006 la cifra de exportación registra una mejoría notable al aumentar el 15,5% respecto a los datos correspondientes a los tres primeros meses de 2005.

Me gusta cuando callas...

Edita Menoscuarto un volumen que recoge el núcleo esencial de la narrativa breve escrita por Mario Lacruz, prestigioso editor y autor poco dado a publicar.

Y me llama la atención lo que Antonio Muñoz Molina asegura en el prólogo: «En la literatura española del siglo XX, tan verbosa con frecuencia, pocos escritores callaron tanto como Mario Lacruz (...). Su escritura es de un ascetismo, de una naturalidad que fluye casi como un rumor de seda...».

Lástima, Antonio, que otros no callen incluso más...

¿Ustedes qué leen aquí?

Puede que sea una pureta, o torpe, o ambas cosas a la vez y que esté loca, o no, pero llevo días dándole vueltas a un asunto que seguramente no tiene importancia alguna, pero qué quieren, a otros les da por morder puertas.

Los medios de comunicación se hacen lenguas sobre la nueva gira de Estopa, al socaire de su último disco, Voces de ultrarumba. Lo escriben así, «ultraRumba», con una sola R, mera yuxtaposición de los términos «ultra» y «rumba». Pero cuando lo pronuncian, todos, los Estopa incluídos, dicen «ultraRRumba».

En fin, no sé... babayaes, que diría una amiga astur.

Economistas muy leídos

Esta semana se presentó en Madrid la revista Libros de Economía y Empresa (LEE), cuyo presidente es Enrique Fuentes Quintana y cuyo director, Luis Perdices, aseguró el día de su puesta de largo que «no tiene precedente similar en España y en América Latina. Las publicaciones de mayor semejanza se ocupan de dar a conocer y de reseñar libros de materias diversas, pero no están especializadas en libros de Economía y empresa. Por consiguiente, su creación se ha derivado de una fuerte reflexión de los editores al identificar la enorme área de oportunidad que había, y que consistía en hacer una revista que modestamente fungiera como el hilo conductor entre los libros y los usuarios de esos libros».

Un hilo conductor que se teje en la Red, puesto que con motivo de la presentación de la publicación, el número uno se puede leer gratuitamente. El resto de los números sólo estará disponible para los suscriptores.



Si desea comprar alguno de los libros que se muestran en esta sección,
acuda a la la librería de LA CASA DEL LIBRO en nuestro Centro Comercial.
Así nos ayudará a mantener Divertinajes.com en la red.
¡Gracias!




eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir