20 de abril de 2006

En cierto modo, empieza la feria

Llego a casa tras pasar un par de horas en una de las librerías capitalinas que han respondido con entusiasmo militante a la llamada de la Comunidad de Madrid y, bajo la estricta supervisión de la muchachada de La Fábrica, han abierto La noche de los libros. Vale decir que escribo lo que van a leer (nunca se lo agradeceré lo suficiente) a una hora en la que lo único que debería estar escribiendo son dulces sueños...

Llego, además, un tanto perjudicada, tras beber en una de las 24 copas de cristal enviadas por los organizadores un poco de cava, también ofrecido por los impulsores de la idea, a la salud de un autor que, además de firmar algunos libros, ha recibido (vino una señorita a pagárselo) 200 euros por participar en el evento. Eso sí: el grupo musical que actuaba primero había guardado ya sus instrumentos, y del segundo no supimos nada... tal vez es que no había un segundo, aunque nadie parecía saberlo.

Que digo yo que a mí todo esto me parece estupendo, incluso apruebo que se pague a quienes han de pasarse cuatro horas esperando a sus lectores. Pero... Eso sí: tras reconocer que siempre es bueno que un calendario cultural, en este caso el madrileño, se enriquezca con una nueva cita, me pregunto si iniciativas así, en un mes saturado de libros, prólogo de otro mes igualmente cargado, sea lo que conviene para mejorar el nivel cultural de esta nuestra comunidad... Si, como me dicen, ésta es la reacción a una encuesta encargada por el gobierno autonómico sobre la situación cultural de Madrid cuyos resultados no fueron lo buenos que se esperaba, entonces mal vamos.

Los libros de feria

Sabido es que la Ciencia será el eje central de la actividad cultural que la Feria del Libro de Madrid llevará a cabo en en su 65ª edición. La organización dice, por ello, «serán objetivos de la feria, participar en la difusión y propiciar el conocimiento de personalidades españolas que a lo largo de nuestra historia han destacado en las distintas áreas del conocimiento dentro y fuera de nuestras fronteras, conocer el estado actual de la ciencia en nuestro país; saber de sus retos y rendir tributo a todos aquellos que tuvieron una importante participación en la formación de las generaciones en los distintos países donde se vieron obligados a residir con motivo de la Guerra Civil Española».

La fiesta madrileña de los libros se suma así al año Cajal que se celebrará en 2006, al cumplirse los cien años de la concesión del Premio Nobel de Medicina a Ramón y Cajal, al que en la nota que he consultado en la página web de la Feria se define escuetamente como «insigne científico español». Llama la atención que no se destaque su vertiente literaria: don Santiago es, además de responsable de obras relacionadas con su especialidad, autor de varios libros como —por citar sólo uno— el recientemente editado por Crítica Recuerdos de mi vida, que desde 1923 no había sido editado completo, (esto es, sin fragmentarlo escogiendo una de sus dos partes, Mi infancia y juventud y Mi labor científica).

En cualquier caso, y volviendo a la feria más científica. Por segundo año, la programación será inaugurada por una figura revelante de la cultura con una conferencia magistral. El año pasado, el honor de iniciar lo que nació con vocación de tradición fue Víctor García de la Concha, Director de la Academia Española; este año, la tarea recae sobre José Manuel Sánchez Ron, Académico, Catedrático de la Universidad Autónoma y reconocido historiador de la Ciencia.

Libros comme il faut

Primero fueron Gallimard, Stock, Bayard, Flammarion y Seuil, luego se sumó Actes Sud... el caso es que cada día son más las editoriales francesas que se suman a la moda de los libros ecológicos, léase en papel reciclado. La operación Plume verte lanzada por Greenpeace en 2004, reactivada con motivo del 26 Salon du livre, cuenta cada día con más adeptos. Y no son pocos los autores que la respaldan, Claude Levi-Strauss, Amélie Nothomb y Philippe Delerm entre otros. Y no hablamos sólo de tiradas miniatura: el sexto tomo de las aventuras de Harry Potter, editado el pasado mes de septiembre (2 millones de ejemplares, editorial Gallimard) salió en papel certificado FSC (esto es, etiqueta ecológica). Los expertos se preguntan ahora si los editores de libros de texto, grandes devoradores de papel, se animarán a seguir este ejemplo... Digo yo que, ya puestos, podía alguien atreverse a pedir que los contenidos de los libros publicados también sean respetuosos, pero con la inteligencia, la sensibilidad y el buen gusto. O algo así.

Ubicuos

Abro la página web de La casa del libro y me asalta un trabajo, España y libertad, del ínclito a la par que apocalíptico Jiménez Losantos, Federico, publicado por Martínez Roca. Hace nada, este mismo autor nos ofrecía Federico responde: los chats en Libertad Digital, título que a mí, no puedo evitarlo, me trae a la memoria aquel famoso lema publicitario: Avon llama, dele la bienvenida y que es responsabilidad editorial de La esfera de los libros. El contenido, el que pueden imaginar: ¿Se sabrá algún día la verdad sobre los atentados del 11-M? Sin ellos, ¿hubiera sido igual el resultado electoral del 14 de marzo? Después de la ocupación de Irak, ¿cuál será el siguiente objetivo de Estados Unidos? ¿Qué es el liberalismo? ¿Cómo debería ser una buena política de impuestos? ¿Cuál es la diferencia entre un patriota y un nacionalista? ¿Está en peligro la unidad nacional con el PSOE? ¿Queda alguna emisora o televisión independiente en España? ¿Existe un pacto de silencio entre los periodistas en torno a la familia real?

Que ya sé yo que no todo lo que publican es inédito, y que hay mucho corta y pega, y mucha antología de saldo. Pero no deja de intrigarme la ubicuidad de ciertos autores, capaces de publicar casi al mismo tiempo aquí y allá, con unos y con otros. Por cierto, ¿ha descubierto alguien la fórmula de César Vidal? Y no vale como respuesta que lo suyo es como el milagro de los panes y los peces, versión libros.


Si desea comprar alguno de los libros que se muestran en esta sección,
acuda a la la librería de LA CASA DEL LIBRO en nuestro Centro Comercial.
Así nos ayudará a mantener Divertinajes.com en la red.
¡Gracias!




eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir