3 de marzo de 2006

La generación del 11-S

La etiqueta, desde luego, no es mía, sino de otros que la conocen mejor y saben más de ella. Abarca a autores como Jonathan Safran Foer, Nicole Krauss, Nick McDonnell y Benjamin Kunkel, que toman el relevo de la quinta anterior, la de David Foster Wallace, Rick Moody, Dave Eggers. Tempus fugit, que diría don Eloy, mi profesor de latín.

Hoy hablamos de Nicole Krauss, de la que en su día les conté que está casada con Jonathan Safran Foer, una relación que da sus frutos literarios: ambos publicaron en un breve espacio de tiempo dos novelas, The History of Love (ella), y Extremely Loud and Incredibly Close (él) que se leen como dos versiones distintas del mismo libro. Ahora nos llega, traducida en Salamandra, La historia del amor, y quienes quieran entenderlo pueden desde ya echar mano de Tan fuerte, tan cerca (Lumen), publicada recientemente.

Lástima que, al menos que yo sepa, no dispongamos todavía de la versión en castellano de Man Walks Into a Room, una historia de ecos kafkianos sobre un hombre que pierde la memoria después de una operación quirúrgica, que mereció el elogio de, entre otros, J.M. Coetzee: «Un libro cautivador, tierno y muy original», dijo el Nobel.

Tampoco hay nada a mano (salvo error u omisión) de McDonnell y Kunkel. ¿Algún voluntario?

Historias verdaderas

Ian Gibson sigue empeñado en contarnos cosas nuevas sobre esos personajes a los que creemos conocer: Lorca, Dalí, Cela... y de los que tan poco sabemos.

Desde hace varios años, seis, trabaja en un libro sobre Antonio Machado que (no es muy original, aunque tremendamente certero) se titulará Ligero de equipaje y que publicará Aguilar.

De la labor del hispanista hemos tenido, en todos estos años, algunas noticias. No muchas... Por eso, quizá sea oportuno recordar que hace un año, más o menos, en La Razón, Víctor Fernández firmó un artículo en el que narraba un episodio concreto, y no demasiado agradable.

Lo hacía al hilo de la publicación de los primeros tomos de los fondos de la Institución Fernán González, documentos que en su día pertenecieron a la viuda de Manuel Machado. El trabajo, coordinado por Alberto C. Ibáñez, había —leímos— sorprendido a la familia del poeta, que «no sabía nada de la publicación y no ha sido consultada sobre los documentos que integran la edición que ahora ve finalmente la luz». Mal rollito...

Fernández, tras dar cumplida cuenta de ese malestar, recordaba que «En 2004 el hispanista Ian Gibson, quien prepara una biografía del poeta, trató de estudiar el fondo sin suerte. Ibáñez aseguró que "no hubo guerra ni debate en ese tema [con Gibson]", agregando que "tengo una especie de hartazgo sobre este asunto porque se ha sacado de quicio". Ibáñez afirmó que Gibson lo había pedido todo "y ese no es el procedimiento de un archivo".

»El hispanista envió el pasado mes de diciembre [de 2004] y de nuevo en enero [de 2005] una carta al presidente de la Diputación de Burgos, Vicente Orden Vígara, en la que relataba su experiencia en la Institución. Escribía Gibson en esa misiva que "pese a lo que dice el Sr. Ibáñez, me negó tajantemente el acceso a los papeles de Manuel Machado, y ello diez minutos después de entrar nosotros en su despacho. De amabilidad, nada en absoluto"». Habrá que leer su libro para saber en qué o dónde terminó todo aquello...

Y mientras Aguilar se ocupa de Machado, Taurus prepara el gran lanzamiento de Mao, otra biografía, ésta ya publicada y con gran éxito en Estados Unidos. Seguiremos informando.

Sed de venganza

Echen un vistazo a estas frases:

La venganza es sólo un placer de pequeñas almas.
Juvenal

No hay venganza como el olvido.
Baltasar Gracián

En la venganza, el débil es siempre el más feroz.
Reugesem

Vengarse de una ofensa es ponerse al nivel del enemigo:
perdonarlo es colocarse sobre él.
La Rochefoucauld

El veredadero modo de vengarse de un enemigo es no parecérsele.
Marco Aurelio

Sé pacífico; no vengarse puede ser también una forma de venganza.
Danny Kaye

Un acto de justicia permite cerrar un capítulo;
un acto de venganza escribe un capítulo nuevo.
Marilyn Savant

No puede herirnos la injuria sino cuando la recordamos;
por ello la mayor venganza es el olvido.
Harold Hard Crane

Jamás da el alma humana mejor prueba de fortaleza y nobleza que cuando renuncia a la venganza y se atreve a perdonar una ofensa".
E. H. Chapin

Dulce es la venganza, sobre todo para las mujeres.
Lord Byron

Si murmurar la verdad aún puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser nunca más que la venganza de los cobardes.
Jacinto Benavente

Quien se venga después de la victoria es indigno de vencer.
Voltaire

La venganza más cruel es el desprecio de toda venganza posible.
Goethe

La venganza es el manjar más sabroso condimentado en el infierno.
Walter Scott

Quien estudia la venganza mantiene abiertas sus propias heridas.
Francis Bacon

La venganza es tan eficaz para apagar pasiones como el agua de mar
para calmar la sed.
Walter Wecker

No es que yo sepa mucho de la cuestión, de hecho no soy vengativa, ni siquiera rencorosa. Pero parece evidente que con sólo poner en Google la palabra VENGANZA, el ordenador rebosa de sentencias y demás perlas de sabiduría. Eso es lo que debió pensar Pål D. Ekran, un estudiante noruego de la universidad de Tromsø, quien durante seis años recopiló ideas de venganza aprovechándose de un medio entonces recién nacido: internet. El resultado de aquel esfuerzo es un Manual de venganza, editado originalmente en 1999, que ahora publica aquí La Fábrica y que hará las delicias, por ejemplo, de aquellos que, merced al trabaho de Thomas de Quincey, tienden a considerar que el asesinato como una de las Bellas Artes.

Por cierto: yo he estado en Tromsø y da para estarse seis años pegado al ordenador. Incluso más. Auroras boreales aparte, no hay mucho que hacer, la verdad...

El misterio Vidal

Me consta que vende, y mucho, así que entiendo el afán que tienen las editoriales por publicar obras suyas. Enhorabuena a todas: todas lo han conseguido. No hay prácticamente ninguna editorial que no atesore en sus fondos un libro vidaliano (exagero, lo sé, pero apenas...).

No sé qué pensar de un autor que en 10 años ha publicado 100 libros. Incluso si no se dedicara a otra cosa, el fenómeno sería difícil de creer. Pero es que él se dedica a otras muchas cosas. Será un fenómeno, no digo yo que no.

Lo que me llama la atención es que el año pasado, en septiembre, César Vidal ganó el Premio Torrevieja con Los hijos de la Luz; y este año ya se ha hecho con el Alfonso X el Sabio gracias a El fuego del cielo. Entre uno y otro, la página web de la Casa del Libro da cuenta de estas obras:

· España frente a los judíos: Sefarad, del profeta Jonás a la expulsión (La Esfera de los Libros, 2006).
· Nuevos enigmas históricos al descubierto: de Nostradamus a Saddam Hussein (Planeta, 2005).
· Jesús y los manuscritos del Mar Muerto (Planeta, 2006).
· Primavera en el camino de las lágrimas (Edebe, 2005).
· El talón de Aquiles (Martínez Roca, 2005).
· Las alforjas del cuentacuentos (LibrosLibres, 2005).
· Enigmas históricos al descubierto: de Jesús a Ben Laden (Planeta, 2005).
· El aprendiz del cabalista (Punto de Lectura, 2005).

Resten las ediciones de bolsillo (tres), cierren la boca si pueden, echen cuentas y admírense. O si lo prefieren, tiemblen...

Buena suerte

Nos lo notificó con un escueto correo electrónico: «Después de siete años de colaboración en Temas de Hoy, dentro de unos días abandonaré el Grupo Planeta para incorporarme a la dirección de Comunicación de La Esfera de los Libros».

Merche Pacheco deja su despacho con vistas a la Cibeles, y en su puesto deja a quien durante todo este tiempo trabajó con ella, Isabel Santos.

Suerte a ambas en sus nuevas responsabilidades.

Nueva página web

El Tercer Nombre estrena página web. Y como siempre hago, les animo a que se den un garbeo. Cuantos más y mejores seamos en el ciberespacio, tanto mejor.


Acuse de Recibo



H. Bloom
Jesús y
Yahvé

Taurus

T. M. de Lecea
La herbolera
Maeva

E. Subirats
Violencia y
Civilización

Losada

M.M. Molina
Los secretos
del Palmar de
Troya

Arcopress





eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir