17 de junio de 2005

Lociones, peines y cremas

Ayer venía en el tren desde Zaragoza (a donde, como les comentaba Maruja Limón, a la que pedí que me cubriera la ausencia, gracias compañera, me fui con Sara Gutiérrez para promocionar, bonito verbo, nuestro Padres e hijos. La herencia del éxito. ¡Vaya paréntesis tan largo me ha salido!) cuando, por megafonía, la señorita Puri, señorita Puri, acuda a recepción, gracias, anunció la proyección del documental Lociones, peines y cremas. Fassssssscinante. La carcajada fue general.

Pero lo que pusieron al poco no fue un documental sobre la alopecia, causas y consecuencias, ni nada que se le aproximase, sino uno de esos sobre reportajes exhaustivos los hábitos higiénicos, en este caso de las aves, lo cual no dejaba de resultar chocante, dado que viajábamos a bordo de un Altaria. Lástima que la mitad del pasaje, espantada por el titular, hubiese a esas alturas (las de Calatayud, kilómetro más o menos) cambiado el asiento por el traqueteante taburete de la cafetería.

Todo lo cual les cuento para que sonrían y se den cuenta de lo importante que es un título, aunque no sea universitario.

Alonso Quijano viaja a Colombia

Y vuelve, con un acento nuevo. Porque es un viaje de ida y vuelta, el que el hidalgo ingenioso ha emprendido. Y por aquello de la nostalgia y el mal de mar, para estar en buena (inmejorable) compañía, don Alonso cruza el charco en una obra del famoso y nunca bien ponderado grupo de teatro colombiano La Candelaria, al que adornan muchos méritos, no siendo el menor de ellos sus 40 años ininterrumpidos de trabajo creando una genuina dramaturgia de allá.

La compañía, que ya visitó España el año pasado, vuelve a partir de la próxima semana en una gira (Alcalá de Henares, Almagro, Zaragoza, Madrid y Canarias) para presentarnos El Quijote de La Candelaria, de Santiago García. Y con tal motivo, el sello Albricias edita dos mil ejemplares de la obra teatral, para que los espectadores se puedan convertir en lectores.

Carlos Gutiérrez-Cuevas: compañero Sudaca, prologuista de la obra y editor entusiasmado, me dice que hay una estatua de John Lennon en La Habana en cuyo pedestal se puede leer: "Dirás que soy un loco... pero no soy el único". Frase que a él le va como anillo al dedo, y a Alonso Quijano, como un guante.

Intensa semana

Asevera el dicho que las desgracias vienen en parejas, como la Guardia Civil. A veces las alegrías también son partos gemelares. En el grupo Santillana aún no se habían repuesto de la satisfacción del Príncipe de Asturias concedido a Giovanni Sartori (que ha publicado en varios sellos, aunque últimamente lo encontramos en Taurus y en Punto de Lectura), cuando “ganaron” otro con Nélida Piñón (de la que Alfaguara publicará, el próximo 13 de octubre, Voces del desierto, una obra que recupera el mito de Scherezade). No sé qué significará todo esto en términos de ventas, habida cuenta de que los autores citados, son prestigiosos, que no best sellers; pero lo que es seguro es que el galardón no les va a perjudicar.

Histéricos con la novela histórica

El filón se nos antoja ilimitado, pero minas más suculentas se han agotado. La novela histórica, ese El Dorado editorial, tienta a todos, incluso a casas que, en principio, no parecían interesadas o propicias. Robin Book, por ejemplo, que inaugura línea con Salvar a Luis XVI, de Anne Perry, autora a la que aquí y hasta ahora identificábamos sobre todo con Ediciones B (que la paseó por la última Feria del Libro madrileña).

Me cuentan que...

En uno de los últimos consejos de Gobierno de la de Universidad Autónoma, el rector Ángel Gabilondo regaló a todos los consejeros un ejemplar de Perdón, imposible, esa guía para una puntuación más rica y consciente que nos ofrece José Antonio Millán. No sé si el señor rector lo hizo porque el libro le había gustado mucho o porque el sistema de puntuación (y no me refiero a las notas que ponen) de sus colegas deja mucho que desear. Y me temo que seguiré sin saberlo...

La Cenicienta catódica

Nada como la popularidad televisiva para cambiar el rumbo de una vida... o de un libro.

David Cantero, periodista, había escrito una novela, Amantea, que tuvo que editarse él mismo con esas manitas, vaya, en autoedición. Pero ahora se asoma cada fin de semana a la ventana del Telediario, y una editorial, RBA, ha decidido llegado el momento de recuperar la obra... De paso, el autor engorda su nombre que, en la literatura, es David F. Cantero.

Para que luego digan que la caja tonta no sirve para nada...

Adioses

Rosa Ruocco ha dejado la dirección editorial de Kailas, y desde ya ni Elena Figueras se ocupa del gabinete de prensa de El Tercer Nombre (aunque sigue en Punto de Lectura), ni Cristina Salazar del de Random House Mondadori. Los modos, maneras y razones de cada uno de estos tres adioses son bien distintos, pero... lo que aquí nos queda es desearles a las tres lo mejor.

Libros en red

Quienes andamos enREDados tenemos querencia por aquellos que hacen de la red su casa, o al menos su segunda residencia. Por eso cuando me piden que visite una página web relacionada con el mundo literario o editorial (lo de tanto monta, monta tanto aquí no aplica, ya saben) lo hago encantada. Y lo cuento más encantada todavía: echen un vistazo a Mono Azul Editora, Editorial El Nadir y, en un registro bien distinto, el blog de José María Barandiarán.

A propósito de la primera editorial citada. En su declaración de intenciones, Mono Azul decía que su deseo era aunar las culturas española y latinoamericana. Esa voluntad explica la publicación de trabajos como Canto de gemido, una novela de aventuras ambientada en el Caribe del siglo XVII, con un nuevo concepto de mestizaje, y una visión distinta del fenómeno del colonialismo. "Las islas de América han sido imaginadas antes de ser vistas. Europa las ha formado en su imaginación y ahora quiere que su imagen responda a sus sueños". Su autor, el cubano Eliseo Altunaga, es guionista además de narrador.



Acuse de Recibo



A. Cerezales
Perros Verdes
Menoscuarto

H. Kunzru
Leila.exe
Alfaguara

J. Schulte
En otro tiempo
Minúscula

J. Oberski
Infancia
Ediciones B



eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir