2 de junio de 2005

Nada de milongas

No les voy a engañar, porque no quiero hacerlo y porque me temo que ustedes no se dejarían. Esta semana voy de bólido, promocionando mi último libro (Padres e hijos. La herencia del éxito. Sara Gutiérrez y yo misma. Ediciones B). Una tarea ardua, ésta de la promoción pero no me voy a quejar: peor sería no tener nada que promocionar.

Así las cosas, confieso que no he prestado mucha atención a los acontecimientos editoriales de las últimas jornadas, días de feria y alegría en los que el mundillo muestra su mejor cara. ¡Con decirles que hasta los autores se me antojan ccesibles! Es broma... ¿o no? En fin.

Lo que les quería decir es justamente que no tengo mucho que contar, y me disculpo por ello. Pero no resisto la tentación (y no me hagan caer en el tópico de que la mejor forma de vencer la tentación es caer en ella) de compartir unos cuantos apuntes.

I

Ya hay fecha para la puesta de largo de Puzzle Editorial de Libros: el 7 de junio. Y en la fiesta estarán todos los que son, es decir: Entrelibros (Viviane Ardevol), La Factoría de Ideas (Juan Carlos Poujade), El jueves (Mayte Quílez), Kailas (Ángel Fernández Fermoselle), Nowtilus (Santos Rodríguez), Rocaeditorial (Blanca Rosa Roca), Titania, Urano y Umbriel (Joaquín Sabaté), aunque no sé si son todos los que estarán... porque los Puzzle(s) suelen tener muchas piezas.

Me pregunto si llegan en el mejor momento, habida cuenta de los vientos que soplan en el mundo de la edición de bolsillo. En cualquier caso, y como no podía ser de otro modo, les deseo lo mejor. Y no me importa añadir que a veces, los deseos se convierten en realidad...

II

La Feria del Libro de Madrid (hay otras, no lo olvidemos*) es siempre una oportunidad para que los libreros reivindiquen su espacio. También en esta edición hay “placas” que nos recuerdan que paseamos por la Calle de la Bibliodiversidad. Pero las quejas y denuncias no acaban al doblar la primera esquina: cualquier soporte es bueno para llamar la atención de quienes, en principio, son los principales aliados de quienes venden libros: aquellos que los compran. Vean y lean a su derecha.

* La de Málaga también tiene lugar estos días, y algún editor importante ha hecho ya oír su voz: Por favor, ¡cambien las fechas! Madrid nos mata y no estamos para más trotes.

III

A propósito de las librerías y sus penurias... Tras iluminar el Círculo de la semana pasada, recibí un correo.

La editorial Primerapersona ha dado un paso más en el negocio editorial con la compra de la emblemática librería Nós de Coruña. Se trata de una librería abierta en 1977 que toma su nombre de la Xeración Nós (literalmente Generación Nosotros) de un grupo de escritores entre los que se encontraba Castelao, Rafael Dieste, Otero Pedrayo, Ramón Piñeiro y otros.

Su anterior propietario se jubilaba este año y sus hijos no deseaban hacerse cargo del negocio. La noticia de su cierre se publicó en La Voz de Galicia a varias columnas. ¿Cómo era posible que una librería tan emblemática, por la que se le puso a la plaza donde se ubica, plaza del Libro cerrase?

Yo fui una de las personas que leyó la noticia consternada y en dos días ya había negociado un acuerdo de compra con sus propietarios. La noticia que ofreces esta semana de cabreos entre libreros me da que pensar. Este es un negocio frágil y sacrificado que necesita realmente una gran vocación. Creo que en la actualidad existe una diferencia radical entre librerías y tiendas de libros y ahí radica todo el problema. Yo no demonizo a las cadenas ni grandes superficies pero creo que ellas son tiendas de libros y nosotros, los que nos jugamos nuestros euros porque haya un lugar donde los lectores y nosotros confluyamos creando la posibilidad de negocio.

Probablemente haya muchos vendedores de libros entre los libreros y buenos libreros en las tiendas de libros, de eso no me cabe la menor duda: el resto sería simplista, pero esta profesión antigua y cultural necesita sobrevivir y yo en mi doble faceta de editora y librera comprendo que hay algo que no estamos haciendo bien en el sector del libro y es no respetarnos, no pelear juntos para que la lectura sea un reclamo (y no sólo la ficción). Hay veces que en este diálogo de sordos sólo entran ganas de pronunciar tres palabras: ¡A las barricadas!

Un fuerte abrazo desde Coruña.

Cecilia Martínez
Editorial Primerapersona

Le he pedido que me haga un hueco en las barricadas esas. Y me consta que no soy la única...

IV

El pasado domingo, primero de Feria, estando en El Retiro, se me acercó un joven que iba repartiendo lo que me pareció que eran pegatinas. «Soy escritor, mi libro se vende en aquella caseta... Si lo desea, también puede leer las primeras páginas en la web que pone aquí: www.todolopez.com». Y me dio el papelín brillante que reproduzco a la izquierda.

Es la promoción de Juan Palomo: yo me lo guiso, yo me lo como. Pero al apellidado López no le falta salero, y el título de su obra es una declaración de principios: El tiempo es un cordero en flor, pero verte sereno me tranquiliza.

La verdad, da miedo leer el texto completo porque me temo que no estará a la altura de este título glorioso, pero habrá que intentarlo. ¿Se animan?





Acuse de Recibo



G. Mekui
El llanto de
la perra
Plaza Janés

C. Balmaceda
Manual del
caníbal

Roca Editorial

J. Wassermann
Golowin
El Nadir

N. Mitford
A la caza del
amor

Libros del
Asteroide



eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir