12 de enero de 2005

Raro, raro, raro

Para definir la situación que atraviesa el mundo editorial hay que recurrir a los clásicos. Y Papuchi es ya todo un clásico. Ocurre que su célebre triada no acaba de definir el panorama. Porque sí, está raro, raro, raro. Y además, revuelto.

Me cuentan que Juan Pascual, ex de Random House Mondadori, está negociando su incorporación a Ediciones B. Iría, me dicen, a un cargo elevado o, como exclamaría, siempre redundante, el clásico mexicano y roedor, se situaría... ¡Arriba, arriba!

¿Sólo un rumor? En B lo niegan, pero las mías son eso que los clásicos, siempre ellos, gustan llamar “fuentes generalmente bien informadas”. Es cuestión de plazos y tiempo.

Recordemos que Pascual, que fuera director general de ventas y marketing del grupo, abandonó (según RHM “voluntariamente”) su cargo en febrero de 2004, apenas cinco meses después de haber accedido a él.

Solidaridad musical

El movimiento de solidaridad que se desencadenó el pasado, aunque nunca olvidado, 11 de marzo se reactiva conforme se acerca la fecha, dolorosa, del primer aniversario. La avalancha de citas y compromisos es tal que las víctimas y sus familiares confiesan que no dan abasto, y aunque se sienten reconfortadas por los homenajes y las muestras de solidaridad, algunas expresiones de afecto les abruman (cuando no les indignan, si proceden de autoridades que se llenan la boca de palabras pero no arreglan los problemas. Aunque ésta es otra historia).

El caso es que entre los homenajes previstos está un concierto en cuya organización trabajan ya, entre otros, Víctor Manuel y Mercedes Ferrer. Todos parecen creer que la música es un instrumento adecuado para rendir tributo a quienes tanto sacrificaron, siempre y cuando el evento no se celebre ni en los días inmediatamente anteriores, tampoco en los inmediatamente posteriores, a la triste fecha. Y alguno se atreve a creer que vendrá incluso The Boss, Bruce Springsteen, veterano de las causas slidarias. Ojalá...

La Fiesta del Best Seller

Plaza & Janés y Grijalbo nos invitan a la Fiesta del Bestseller (18 de enero), en la que (prometen) «os presentaremos las novelas de autores españoles que nos cautivarán durante el año 2005». Imagino que entre ellas estará, y en lugar destacado, La Biblia de barro de Julia Navarro (el pareado, ¿hay que decirlo?, es forzoso), su segunda novela.

Navarro ya ha entregado la obra, que saldrá a la venta en la primavera y cuyo lanzamiento coincidirá con la edición en bolsillo de La hermandad de la Sábana Santa, con la que la autora ha batido marcas. Seguro que más de uno está ya soñando despierto...

Dos preguntas

¿Qué hace Isabel Pisano en GHVip? O quizá sería mejor preguntarse cuántos millones (muchos, me dicen, ¡muchísimos!) le han ofrecido por meterse en el zoo de cristal. Lo único seguro es que su presencia obedece a su potencia mediática: su insólita aparición en Salsa Rosa hablando de Yasir Arafat tuvo un inopinado éxito de audiencia.
¡Ay, si el rais levantara la cabeza! Diría lo mismo que mi abuela: esto es mezclar churras con merinas.

¿Van a dejar que sean otros (Del Olmo, Gabilondo, Butragueño, Cruyff) quienes lean por ustedes-nosotros el texto de la Constitución europea? No me quiero poner maternalista, mucho menos institucional, pero... En fin, que se tomen su tiempo. Y luego, una prórroga para leer el libro de Carlos Taibo que es, si no me equivoco, el único que ha salido dedicado a la cuestión.




Acuse de Recibo



D. Buzzati
Un amor
Gadir

G. Sánchez
Espeso

New York Shitty
El Tercer
Nombre




eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir