7 de julio de 2004

El futuro en el bolsillo

El Estudio Anual del Comercio Interior del Libro en 2002 de la Federación de Gremios de Editores de España ya ponía los puntos sobre las íes: la edición de libros de bolsillo supone el 5,8% de los títulos editados en nuestro país...

...es decir, 3.610 títulos...

...es decir, el 9,9% de los ejemplares producidos...

...es decir, 30.300.000 ejemplares.

La venta de libros en este formato alcanzó durante el año 2002 una facturación de 120 millones de euros...

... y el precio medio por ejemplar es de 6,27 euros.

Visto y leído lo cual, a nadie debe extrañar que La Esfera se lance a la aventura del libro de bolsillo, casi al mismo tiempo que decubre su querencia catalana.

Ni que Byblos, la versión mini de Ediciones B, suponga ya el 20 por ciento (pronto el 25) del negocio de la casa madre.

Ni por supuesto que los tres sellos editoriales del área de bolsillo de Planeta: Booket, Destinolibro y Minotauro bolsillo, estén a punto de expansión. Su hasta ahora recogen nueve fondos editoriales, los de Ediciones del Bronce, Destino, Planeta, Emecé, Espasa-Calpe, Martínez Roca, Minotauro, Seix Barral y Temas de Hoy, a partir de 2005 se harán cargo también de lo digno de ser recuperado de los sellos Crítica y Ariel, también integrados en el grupo.

Resumiendo: no sé si el saber ocupa lugar, pero se me antoja que gran parte del mundo editorial cabrá pronto en el bolsillo.

(No he podido evitar la tentación del chiste fácil).

Cuando el río suena...

La novela histórica, a la venta, digo, vista está, es un gran negocio. Por eso no debe extrañarnos que editoriales tradicionalmente alejadas de esa línea tengan tentaciones.

También se vende muy bien el reportaje, los libros de historia en marcha. Por eso no debe extrañarnos que etc., etc., etc.

Sin embargo, nos sorprende que una editorial de solera, integrada en un grupo ganador, sopese la posibilidad de lanzarse por esos caminos, ya transitados por otros sellos de la casa madre. Pero es lo que nos dicen que va a hacer Seix Barral... Ya se sabe que la mejor manera de vencer la tentación es caer en ella.

Y aún

Jonathan Franzen, que ya publicara en Alfaguara Ciudad veintisiete, repite editorial con Movimiento fuerte (lanzamiento: en octubre). Seix Barral, que pilló Las correcciones en 2002, y Cómo estar sólo en 2003, parece despedirse así definitivamente de este súper ventas... Una cosa es que los cambios de personas y destinos pongan en bandeja determinados autores y otra bien distinta tener la fuerza contante y sonante para mantener esas apuestas. En fin...

L'affaire Haddock

Andan nuestros vecinos franceses revolucionados a cuenta de un libro en el que se vuelven a establecer vínculos entre el creador del reportero Tintín, Hergé, y la extrema derecha. Nada nuevo bajo el sol, me dirán. Pero esta vez la relación es, además de ideológica, insultológica, si me permiten en neologismo hadd-ock. Y no hay error en el latinajo: según Emile Brami, los tacos del capitán Haddock están sacados directamente de un encendido panfleto antisemita del antisemita encendido que fue Louis Ferdinand Céline.

Brami cuenta que, releyendo Bagatelles pour un massacre cuando preparaba su libro Céline (Editions Ecriture), encontró frases, expresiones malsonantes que ya había leído en boca del colérico marinero en tierra, entre otras, vampires des cavernes!, cromagnons salaces!, valets de cirque!, pourchasseurs de martyrs! Y también: fellahcieux, Incas à plumes, coolies, benibouffes, anthropogans, cafans rouges, orthocudes, Karcolombèmes... Incluso sin traducir, lo transcrito suena a Haddock en versión completa.

Dice Brami que estas coincidencias son más que inquietantes, sino casi monstruosas. Pero ya verán como, al final, no pasa nada. En cualquier caso, los tintinólogos determinarán...



eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir