26 de mayo de 2004

Pásalo

El próximo 16 de junio llegará a las librerías El enigma del cuatro, una novela escrita por los debutantes Ian Caldwell y Dustin Thomasson, dos amigos de la infancia, estadounidenses, que han trabajado durante cinco años en esta novela.

El libro cuenta la historia de cuatro estudiantes de Princeton, dos de los cuales están obsesionados con una misteriosa obra renacentista, Hypnerotomachia Poliphili (publicada en España por El Acantilado) que, durante siglos, ha confundido a los expertos. Y hasta aquí puedo leer...

La novela, que en EE.UU. está en las listas de los más vendidos, sale en España con vocación de best seller. Y para no defraudar esas expectativas, para darle aún más oportunidades, Roca Editorial hará una promoción en las librerías con un concurso vía SMS. Si no me equivoco, es la primera vez que se usa el móvil en la promoción de una novela. Como diría aquel, los extrem(eñ)os se tocan.

Teoría del huevo y la castaña


Hace algo más de un año, la crítica literaria alemana se sumergió en una polémica que, al poco, se convirtió en una cuestión casi de Estado. Lolita, la novela de Vladimir Nabokov publicada en 1956 que narra la pasión de un hombre maduro por una menor de edad, tenía un antecedente: un cuento de 18 páginas, publicado cuarenta años antes y que también lleva por título Lolita, escrito por un segundón de la literatura, el periodista Heinz von Lichberg, cuyo mayor mérito profesional fue transmitir el 30 de enero de 1933 la Marcha de las antorchas que festejó el ascenso de Hitler al poder.

En la prensa española, la noticia apareció desde un punto de vista diferente: “La primera Lolita era de Alicante”, titulaba La Vanguardia porque, efectivamente, la protagonista de aquel relato era una niña alicantina...

¿Plagio? Para nada. En Alemania, el pope Reich-Ranicki aseguró de inmediato que “literariamente no se puede comparar a Von Lichberg con Nabokov”; en España, Rosa Montero dice que es como comparar una fresa con un hipopótamo. Lo hace en el prólogo a la Lolita de Von Lichberg que acaba de recuperar, en una edición de aire retro que es su a modo de bautismo, una pequeña editorial, Funambulista, nacida con la firme voluntad de estar a la altura de su denominación: el funambulista sólo logra su objetivo confiando en el vértigo y no intentando resistirse a él.

El epílogo de Lolita en esta singular edición española corre a cargo de Max Lacruz, hijo de Mario, que es el hombre que está detrás de la iniciativa. Lacruz jr., que hace no mucho nos presentó Gaudí (Ediciones B), una de las obras inconclusas de su padre, y un premio editorial que promete, es un hombre prieto de ideas, y Editorial Funambulista demuestra que, además, son buenas. Seguro que dentro de nada lo veremos instalado por aquí, y que sus actividades no tendrán relación sólo con la herencia literaria de su padre. Aunque también. Al tiempo.

Mi nombre es Foe, Defoe



El mundo editorial, inmerso en su a veces ofensiva lógica mercantil, reniega en ocasiones de sus criaturas más frágiles: los escritores impagables y las obras imprescindibles.

Por eso, cuando coinciden en el mercado editorial dos obras cuya salida al unísono no parece fruto de la casualidad, sino del amor por la literatura (que se traducirá en ventas, no se inquieten los paganos), no podemos por menos que reconsiderar nuestra postura: no todo está perdido.

Aquí las tienen, estas hermanas y gemelas (con perdón de Mayakovski). Robinson Crusoe, publicada en 1917, uno de los clásicos más leídos de todos los tiempos, y Foe, publicada en 1986, sin duda un clásico moderno. Todo, en Mondadori.

Todos conocemos la historia que narra la primera, que en esta ocasión está inmejorablemente servida por la traducción de Julio Cortázar; en cuanto al hilo argumental de la segunda, les contaré que quien tira de él es Susan Barton, una mujer que sobrevivió a un naufragio para encontrarse, en una isla menos desierta de lo que parecía, con Cruso y Viernes. Es ella quien lleva la historia al escritor inglés Foe porque sabe que ésa es una peripecia digna de ser transmtida.

A mí, esta manera de publicar a pares me recuerda a las sesiones dobles de algunos cines de mi infancia. Debo confesar que pocas veces he disfrutado tanto como entonces.

La semana de después

Siete días después de la boda y casi a la misma hora en que Letizia decía sí, quiero, su ex, Alonso Guerrero, aparecerá en la caseta número 186 de la Feria del Libro, que es la de Plaza y Janés, para firmar ejemplares de su obra. ¿Será la suya una firma tan fría como la boda, o disfrutará el escritor del calor popular que tanto echaron en falta los contrayentes?

De tal palo...

...tal astilla, dice el dicho, como su propio nombre indica. En Francia se hacen lenguas de las habilidades novelísticas de un joven, Romain Sardou, (a la derecha) cuyo apellido tiene larga tradición en la escena artística gala: los suyos se han dedicado a dar la nota.

Porque el mayor de los Sardou, Michel, (a la izquierda) no es escritor, sino cantante, pero uno de los grandes. En España, La Herejía, la primera novela del vástago, saldrá en Grijalbo.

Lágrimas de arena

Quizá recuerden a Aicha Embarek, una joven saharaui que cautivó fugazmente a nuestros medios de comunicación. Aicha llegó a España en 1995 con el programa Vacaciones en Paz, pero los dos meses iniciales se convirtieron en seis años. En septiembre de 2001, sus padres le pidieron que volviese a casa para cuidar de su madre. Ella aceptó, creyendo que estaría de regreso a Ponferrada, León, en veinte días, y que entraría en la universidad. Pero su familia había dispuesto otro futuro para ella...

La peripecia de Aicha, su accidentado regreso, su ruptura con las tradiciones y las ataduras, han sido recogidos por la periodista Patricia Cazón en un libro titulado Lágrimas de arena. Patricia fue la más rápida, pero no la única: otras editoriales intentaron fichar a Aicha, porque cada día más, las páginas de los periódicos son vivero de historias demostrándose así la máxima de Manuel Leguineche: los libros se han convertido en el último refugio de los reporteros. Con permiso de las editoriales.




Acuse de Recibo



C. Domingo
Con voz y voto
Mujer y política
en España
(1931-1945)".

Lumen

C. Lispector
Agua viva
Siruela

S. Berrocal
De Nixon a Bush
Manipulación de
la información

Minor Network

I. Vitoria
Cuidados del bebé
Mitos y errores

Exlibris






eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir