19 de mayo de 2004

Desafinados

La melomanía del alcalde Ruiz-Gallardón es conocida. Por eso a nadie pudo extrañar que, como regalo de pedazo-de-boda, eligiera una sinfonía. Breve, pero sinfonía al fin y al cabo.

El que el compositor elegido fuera Nacho Cano y no, un suponer, Cristóbal Halffter obedece a razones menos obvias, generacionales tal vez, pero quién soy yo para poner en solfa a mis semejantes.

El caso es que la minipolémica desatada por el presunto plagio quedó zanjada por el compositor con un castizo: lo mío y lo del otro “se parecen como un huevo a una castaña”, argumento cuya sonoridad dejó planchados a los acusadores. Claro que, ya saben: calumnia (o lo que proceda) que algo queda.

Por si falta hiciera para futuras insinuaciones, he de decir que, en este pleito, Cano tiene un buen defensor en el guionista y director David Serrano (El otro lado de la cama, Días de fútbol) que trabaja con él en un musical sobre Mecano. “Estábamos juntos en Las Alpujarras cuando se le ocurrió la melodía —dice David—. Le salió en un momento.”

Bien es cierto que siempre es posible que una música ajena que te gusta asome de buenas a primeras como composición propia, pero... de momento, los que querían dar la nota han salido trasquilados.

Punto de lectura y final

Rosa Ruocco, hasta ahora y aún hasta final de mes editora en Punto de Lectura, abandona la casa para poner en marcha un proyecto editorial nuevo en el que, con libros, quiere aportar su grano de arena a la defensa de una serie de causas progresistas en las que se siente personalmente implicada.

En su nueva editorial, publicará narrativa innovadora, incluyendo novelas de autores extranjeros nunca traducidos en España, y obras de no ficción comprometidas, textos relevantes del pensamiento alternativo.

Le deseamos todo lo mejor.

¿Cómo se dice pájaro en alemán? ¿Y lira?


Hará falta saber eso y mucho más para trasladar a la lengua de Goethe el mundo literario de Andrés Ibáñez, cuya novela La sombra del pájaro lira será publicada en otoño por la editorial List. Me cuentan que están tan entusiasmados con la obra que en el catálogo que preparan para Frankfurt, el libro de Ibáñez va en portada. Normal, habida cuenta del lanzamiento que quieren hacer durante la Feria...

Ahora sólo falta que lo lea Joshka Fischer, que hable bien de la obra, y que los españoles descubramos a uno de los nuestros. Y de los mejores.

Vamos a organizar un zipizape

¡Éramos tan jóvenes... que no habíamos nacido!

En los años 40, Josep Escobar dio vida a dos personajes, Zipi y Zape Zapatilla, dos hermanos revoltosos que acompañaron a los niños españoles de los 50, 60, 70... Ellos dos, junto a su padre don Pantuflo, su madre, doña Jaimita, y su profesor don Minervo, forman parte de nuestra historia sentimental.

Atentos a nuestro bienestar, los responsables de Ediciones B han decidido recuperar Lo mejor de Zipi y Zape, un tomo en el que se aprecia la evolución de los niños terribles. Se trata de un volumen de la colección Super Humor que satisfará a aficionados añorantes y a coleccionistas exigentes, puesto que incluye la fecha de la primera edición de todas las páginas o portadas reproducidas. Y por si algo faltara, el prólogo es de Francisco Ibáñez.

¿Quién dijo Nada?


Al volver la esquina, la novela de Carmen Laforet publicada por Destino, nos ha permitido recuperar una voz imprescindible de la narrativa española. Bueno, mejor lo dejo aquí, porque cuando uno se adentra por la senda del tópico luego no sabe cómo salir... Además, todos sabemos de quién y de qué estamos hablando.

Lo que yo quería significar es que algunos confían en que, como tantas veces antes, a la muerte del artista podamos recuperar todo aquello que no publicó en vida. No voy a mirar, mucho menos a citar a nadie, ni a pontificar sobre recuperaciones que están en la mente de todos, unas realizadas traicionando la voluntad del escritor, otras aprovechadas, en la medida en que permiten ganar dinero a quienes manejan la herencia.

Por eso me gusta el talante (palabra de moda) de Agustín Cerezales, hijo de Carmen y también su vivo retrato. Dice Cerezales, escritor él mismo, que si se atrevió a publicar Al volver la esquina fue porque Laforet le dio el visto bueno. Y dice algo más: que las posibilidades de que se puedan recuperar más textos de la autora son “remotas, porque mi madre viajó mucho, dejó muchas cosas por ahí”. De momento, tomen nota, “no hay nada que esté en nuestras manos”.

Menos da una piedra


No ha sido posible. Ediciones B, que ha publicado la autobiografía de Sting, hubiera querido contar con él para la promoción del libro, algo que parecía razonable porque el artista visita Barcelona el día 2 de junio para dar un concierto. Pero, del mismo modo que otros no mezclan placer y negocios, Sting no combina música y letra.

Así que no habrá rueda de prensa editorial, aunque la editorial estará presente en todos los pasos de la estancia barcelonesa y podrá vender libros en el concierto.







Acuse de Recibo



J. Gangemi
Nunca te enamores
de la medium

Roca Editorial

G. Cernuda
En pocas
palabras

Lumen

G. Bueno
La vuelta a
la caverna

Ediciones B

J.M. Prieto
Enciclopedia de
una vida en Rusia

Mondadori






eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir