18 de febrero de 2004

Cuando Harry encuentra a España

Será el sábado, día 21. A las 10 de la mañana. Ese día, a esa hora, España descubrirá la portada del quinto volumen de la serie protagonizada por Harry Potter. Ni un día ni un minuto antes. Siempre y cuando, claro está, periodistas, distribuidores y libreros respeten el compromiso que han adquirido con Salamandra y con quien, por encargo de la editorial, organiza el lanzamiento: Sergio de Otto, responsable hace tres años de la puesta de largo de la cuarta entrega.

Hasta entonces, el diseño debe ser top secret, una auténtica sorpresa para los chavales (y no tan críos) que adquieran un ejemplar. Porque la idea es que la salida de Harry Potter y la orden del Fénix se convierta en una enorme fiesta en todas las librerías, algunas de las cuales llevan semanas admitiendo encargos.

Atrás queda la polémica sobre “el retraso español”. ¿A quién le importa no llegar para las grandes ventas de Navidades cuando se sabe que las aventuras del niño mago se venden como rosquillas? Recuerdo los datos: Salamandra pone en circulación 900.000 ejemplares, de ellos medio millón para España y el resto para América Latina.

Y una curiosidad. Saben que, en Cataluña, los lectores podrán elegir entre la versión en castellano y la versión en catalán, responsabilidad de Empuries. Pues bien, en catalán Harry Potter cuesta un euro más. Por favor, que nadie haga chistes malos.

Tentado por la negrura

Aunque El Gobernador (Ediciones B) ya merodeaba por los arrabales del género negro, los personajes de Juan Bolea nunca habían buscado domicilio en esos suburbios. Sin embargo, su nueva protagonista, Martina de Santo, está a punto de llegar a ellos, y con la intención de quedarse.

Ambigua, inteligente, fría, treintañera, dueña de un pasado extraño, la subinspectora De Santo, una mujer decidida a plantar cara al machismo policial, empieza su andadura literaria enfrentándose a una extraña secta y a otras oscuras amenazas.

Bolea escribe desde Zaragoza una historia que arranca con el asesinato de un pescador en un pueblecito del norte de España. Es el primero, pero no será el único, y me refiero tanto al asesinato como a los casos de la investigadora. Para conocerla mejor habrá que esperar hasta finales de año...

El Sequerón


Inevitablemente, el fin del aznarato está propiciando una avalancha de libros sobre, según, sin, so, sobre, tras el gran protagonista de la política española de los últimos años. Es lo que tienen los ciclos que se acaban: que exigen balances. Y en eso estamos.

Fernando Jáuregui y Pilar Cernuda no han resistido la tentación de echar cuentas, con la ayuda de Planeta. Lo hacen en un libro cuyo título irritaría a don Fernando Lázaro Carreter, guardián de la ortodoxia, aunque el uso de una palabra inexistente -nos cuenta Jáuregui- está plenamente justificado.

Pilar Cernuda, por su parte, asegura que aunque conocían el percal -y donde pongo percal, pueden poner ustedes personaje-, ha quedado sorprendida al comprobar hasta qué punto Aznar está interesado en demostrar al mundo lo mucho que manda, y lo bien que toma las decisiones. La historia -escuchen a Cernuda, que lo cuenta mejor- pondrá al Sequerón en su sitio.

Dulce, todavía

Dulce Chacón sigue entre nosotros. La recordamos, y cuánto, y sus libros siguen acompañándonos. Pero, además, pronto podremos volver a escuchar si no su voz, al menos su mensaje. A principios de marzo llega a la madrileña Sala Cuarta Pared Algún amor que no mate, un alegato poderosísimo contra los malos tratos que sufren las mujeres, tantas mujeres.

El montaje teatral, basado en el libro del mismo título, fue estrenado el 3 de diciembre de 2002 en el Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria, y tras su etapa madrileña viajará a Alicante y a Santander. El director de la obra es Eduardo Vasco, a cuyas órdenes han trabajado Isabel Ordaz y Charo Amador. Quien está detrás de todo es, cómo no, Miguel Ángel Alcántara, incansable a pesar del dolor.

Amorosos


El libro, me cuentan, se proponía confeccionar un canon de la mejor poesía amorosa publicada por Lumen, desde Louis Labé hasta Pablo Neruda, García Lorca o Pedro Salinas, pero también Olga Orozco, Alejandra Pizarnik, Gil de Biedma, Carlos Barral, Luis Izquierdo, Albert Balasch, Javier Velaza o José Agustín Goytisolo.

Pero para la presentación... ¿Qué podían hacer para la presentación? Porque una presentación al uso, con la tradicional lectura de poemas, es algo muy manido. Por eso, en Lumen decidieron implicar a los talleres de poesía. La respuesta fue inmediata: llegaron cuarenta poemas, de los cuales la editorial preseleccionó cinco, cuyos autores han sido invitados a la presentación, para recitar su obra...

El acto final, que no es un estrambote, consistirá en que los tres autores consagrados confirmados para la presentación (Izquierdo, Velaza, Balasch) designarán al mejor de los cinco, que se hará acreedor de un premio de 300 euros.

Que no nos tomen por tontos

En su blog, Arcadi Espada se extiende sobre esas "pequeñas trampas" de Amazon. Al parecer, algunas valoraciones de los lectores son en realidad valoraciones de los autores. "Yo le doy muy poca importancia", añade Espada quien, no obstante, entra en el juego.

"No hay nadie más preparado que el autor para escribir el juicio de lectura de un libro. A pesar de todo la noticia de Amazon me ha preocupado personalmente, y me he dado prisa en equilibrar las cosas, no fueran a pensar que". Y en "que" coloca un enlace a la página web de La Casa del Libro donde se venden sus Diarios, y donde encontramos dos Críticas de lectores:

Muy bueno

Me ha parecido un gran libro. Valiente, bien escrito y estructurado, ameno, lúcido y sobre todo honrado. No hay muchas plumas en este país que te hagan ver puntos de vista originales sobre las cosas.

ricardo rubert

Malo

Este es el libro más pedante, esnob y cargado de prejuicios que he leído en mi vida. Con un estilo torpe, narcisista y farragoso, el autor se deleita con lo que le debe parecer su enorme ingenio y visión, sermoneando sobre cualquier cosa que se le pone a tiro y gastando un aire de superioridad que hace todavía más patente la pobreza del texto. Imagino que éste es el tipo de libro que debe encantar a quienes se identifican con este tipo de personalidad, pero para el lector que busca un libro inteligente, bien escrito y con algo interesante que decir, no se me ocurre peor elección que esto.

luis mauri

Al señor Rubert no lo conozco de nada, pero Luis Mauri es el nombre de un redactor de El País. Los amigos, supongo, están para eso...



eorue@divertinajes.com
Archivo
Volver
Imprimir